Instituciones difieren de expectativas de Hacienda

La Secretaría de Hacienda mantiene su estimación de crecimiento económico en 3.9 por ciento. En cambio, instituciones financieras proyectan un porcentaje menor.
De acuerdo con el IDIC, sólo es posible que se cumplan las proyecciones de entre 2.5 y 3 por ciento.
De acuerdo con el IDIC, sólo es posible que se cumplan las proyecciones de entre 2.5 y 3 por ciento. (Especial)

Ciudad de México

Al corte del primer trimestre del año, analistas financieros ven complicado alcanzar la expectativa de crecimiento de 3.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) que propone la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para 2014.

Las razones del recorte

Tras revisar el comportamiento de la economía en los primeros meses de 2014, especialistas recortaron sus pronósticos de crecimiento. Entre las razones para modificar las expectativas se encuentra la desaceleración económica del sector industrial, el debilitamiento de las exportaciones, las modificaciones fiscales y la inseguridad que se registra en algunas zonas del país.

Consecuencias del ajuste a la baja

De acuerdo con José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), el no alcanzar el crecimiento que propone la SHCP impedirá resarcir el deterioro que existe en el país en términos de generación de empleo, inversión y productividad.

"Las expectativas (de crecimiento) son una posible carta de navegación. Les da al sector público y al privado una posible ruta de cómo se comportará la economía y con ello les ayuda a tomar decisiones en función de este entorno", explicó.

"Cuando se observa que el escenario original no se cumple se genera desconfianza". La desconfianza, según el especialista, influye directamente en las decisiones de inversión, generación de empleo y distribución de la riqueza, pues las expectativas de crecimiento permiten a empresarios planificar las inversiones, contratación de personal y gastos.

¿Quién da menos?

Al observar la evolución de las variables económicas durante el primer trimestre del año, algunas instituciones financieras ajustaron sus expectativas de crecimiento para este 2014.

Según el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, entre menor es la expectativa de crecimiento económico, mayor es la desconfianza para realizar inversiones.

-Hasta el momento, la SHCP mantiene su expectativa de crecimiento en 3.9 por ciento. Sin embargo, en lo que va del año, analistas realizaron modificaciones a la baja en sus proyecciones.

-Grupo financiero Banorte redujo su expectativa de crecimiento para 2014 de 3.3 por ciento a 2.7 por ciento.

-CI Banco ajustó el objetivo de crecimiento de 4.2 por ciento a 3.6 por ciento.

-Analistas de HSBC recortaron su pronóstico de 4.1 por ciento a 3.7 por ciento y el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas lo modificó de 3.3 por ciento a 3.1 por ciento.

Según José Luis de la Cruz, sólo es posible que se cumplan aquellas proyecciones que plantean un crecimiento económico entre 2.5 y 3 por ciento, a reserva de que se subsanen algunos elementos como la volatilidad.