Instagram desarrolla una aplicación para el Apple Watch

Hasta el momento Instagram se mantuvo al margen de los dispositivos wearables, incluido el Glass, de Google, y los relojes inteligentes, como la gama Galaxy Gear, de Samsung.
El logotipo de la red social de imágenes.
El logotipo de la red social de imágenes. (Shutterstock)

San Francisco

Instagram, que construyó un negocio de miles de millones de dólares en los smartphones, hace su primera incursión en la tecnología wearable (vestible) con una nueva aplicación para el Apple Watch.

La popular aplicación para compartir fotos, propiedad de Facebook, utilizará el smartwatch para ayudar a los usuarios a mantenerse al corriente de sus amigos más cercanos a través de alertas en cuanto publiquen una fotografía.

La acción es notable, ya que hasta el momento Instagram se mantuvo al margen de los dispositivos wearables, incluido el Glass, de Google, y los relojes inteligentes, como la gama Galaxy Gear, de Samsung.

Pero recrear su feed de bonitas fotografías como de revista para la diminuta pantalla del Apple Watch llevó a un replanteamiento total de su aplicación, de acuerdo con el diseñador de Instagram, Ian Silber, para crear “el feed más simple en el que pudimos pensar”.

“Creo que el Watch realmente se trata de información rápida y notificaciones”, dijo Silber a Financial Times. “Es un gran ejemplo de que el uso va a ser un poco diferente”.

Instagram ya se convirtió en la aplicación a la que recurren las celebridades para publicar fotos suyas en las que usan el Apple Watch más costoso, el Edition de oro, incluidas estrellas pop como Drake, Pharrell Williams y Katy Perry, al igual que el diseñador de modas Karl Lagerfeld.

De la misma forma en que Instagram superó a las redes para compartir fotografías en computadoras de escritorio, como Flickr, la llegada de la nueva plataforma de la aplicación presenta una amenaza potencial para nuevos contrincantes, pues se convirtió en la compañía tradicional dominante.

Pero ya que las aplicaciones de Apple para el Watch se centran en el monitoreo de la salud y en el envío de mensajes, Instagram al principio no estaba seguro de si su servicio estaría cómodo en el nuevo dispositivo.

Después de convocar a un “cuarto de guerra” de ingenieros y diseñadores, que incluyó la aportación de los fundadores Kevin Systrom y Mike Krieger, Instagram empezó a probar “muchas serie de cosas hechizas”, para ver lo que podría funcionar.

Sin un Apple Watch en las oficinas de Instagram para probar las aplicaciones, los diseñadores experimentaron al crear prototipos de una pantalla de iPhone que mostrara fotos cercanas o una lista de las imágenes más populares. Finalmente, Instagram restringió el alcance de su aplicación “a algo que se siente muy simple”, para evitar la saturación de los usuarios del nuevo dispositivo.

“Con el Watch se trata de pensar en las interacciones en términos de segundos”, dijo Silber, quien agregó que los usuarios solo reciben notificaciones de un pequeño grupo de personas a las que siguen. “Realmente es de entrar y salir”.

Apple establece pautas estrictas sobre cómo crear aplicaciones para su nuevo Watch, lo que restringe lo que los desarrolladores terceros pueden crear usando su kit de herramientas, llamada Watchkit. Por ejemplo, Instagram trató de transferir la función de su aplicación para smartphone de darle dos toques a una imagen para indicar que te gusta, pero esa característica no estaba disponible en el Watchkit.

“El desarrollo para el Watch definitivamente fue divertido, pero lo mantuvieron muy restringido y limitado”, dijo Silber. “Eso es inteligente porque ayuda a darle forma al tipo de aplicaciones que vienen en versión uno… no quieres una aplicación con miles de funciones en tu reloj, quieres una pantalla que te muestre la información más importante”.

Otras empresas líderes de internet, incluidas la compañía para solicitar transporte Uber; Shazam, la aplicación para identificar música, y Yahoo, también rediseñaron sus aplicaciones para el Watch, aunque Google —el principal rival de Apple en smartphones y relojes inteligentes— todavía no indica si se les unirá.