Inseguridad afecta ocupación hotelera en Torreón

Según un sondeo, si bien siguen llegando visitantes que contratan habitaciones, ahora lo hacen por un periodo menor.
Inseguridad hoteles
Inseguridad hoteles (Milenio)

Torreón

La ocupación hotelera se ha visto afectada tras los incidentes de inseguridad que se han presentado en la región. De acuerdo a un sondeo realizado en la zona hotelera de Torreón, el punto de coincidencia es que si bien siguen llegando visitantes que contratan habitaciones, ahora lo hacen por un periodo menor.

De acuerdo al director del área de Alimentos y Bebidas de conocido hotel ubicado sobre el bulevar Independencia, el presente año esperan cerrarlo "no como quisieran" por esta caída, pero sí en forma esperanzadora apostándole más al desarrollo de eventos en sus instalaciones.

"El panorama para el sector turismo es bueno, ya que afortunadamente están empezando a llegar más visitantes. Desafortunadamente por todo lo que se vive en el país y en el Estado las personas están reduciendo sus estancias, por ejemplo de cuatro a cinco días los reducen de uno o dos”, explicó.

Lamentó que con la ola de hechos delictivos en restaurantes otra vez bajó la afluencia un poco, pero se ve mayor presencia de corporaciones policíacas generando confianza entre los visitantes.

Señaló el no haber podido participar con los restaurantes y negocios que colocaron lonas contra la inseguridad, ya que por ser restaurante de cadena les fue imposible.

Dijo que se han tenido que crear diversos eventos como obras de teatro en el interior del hotel, así como eventos de exposiciones y exhibiciones comerciales, lo que ha permitido incrementar el flujo de personas.

Se percibe ambiente "inseguro e incierto" entre turistas
Por su parte, la encargada de ventas de un hotel localizado sobre el periférico en Torreón, reconoció que aunque no se han presentado hechos violentos o vinculados con la inseguridad al interior de sus instalaciones, sí se tomó la decisión a nivel corporativo de que se implementaran mayores medidas de seguridad.

Se colocaron cámaras de vigilancia en estacionamientos, puertas de acceso y pasillos, además de las tradicionales llaves magnéticas de tarjeta de acceso no sólo en las habitaciones sino en áreas comunes como restaurantes y salones ejecutivos entre otros, con el fin de garantizar la seguridad de los clientes.

Puntualizó que no se ha tenido una baja sensible en el número de huéspedes registrados en sus instalaciones, aunque reconoció que sí se logra percibir un ambiente algo "inseguro e incierto" entre los visitantes.