Insano para el país cambios anuales en materia fiscal: Bernardo Elizondo

Sin embargo, el presidente de la Academia de Derecho Fiscal en Nuevo León dijo que es positiva la intención de un pacto fiscal, pero que ofrezca certidumbre para las inversiones.
El presidente de la Academia de Derecho Fiscal en Nuevo León, Bernardo Elizondo.
El presidente de la Academia de Derecho Fiscal en Nuevo León, Bernardo Elizondo. (Foto: Archivo Milenio)

Monterrey

Bernardo Elizondo, presidente de la Academia de Derecho Fiscal en Nuevo León, consideró positivo la intención del Gobierno Federal de lanzar un pacto fiscal, siempre y cuando realmente ofrezca una certidumbre para las inversiones.

En el marco del Foro Económico Mundial Davos 2014, el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, adelantó que en febrero próximo se estaría dando a conocer un "pacto fiscal", a fin de dar certeza a las reglas de los impuestos para los próximos años.

Elizondo comentó que esto lo están haciendo porque entró en vigor una reforma fiscal sumamente agresiva que va a incrementar la recaudación pero a costa de afectar la actividad productiva. Prácticamente esta va a financiar el gasto corriente del Gobierno Federal.

"En principio es positivo que haya una certeza de la forma en que se va a seguir tributando en los siguientes años, o sea que haya una estabilidad tributaria. Porque en los últimos años nos han cambiado las reglas del juego hay cambios cada rato, ellos mismos les dan para atrás a esos cambios que instrumentan a través de misceláneas fiscales o bien con decretos presidenciales, y eso genera una incertidumbre jurídica para el inversionista".

Actualmente, dijo que hay un ejemplo muy palpable de estos cambios de reglas fiscales, y se trata de lo que la autoridad hacendaria había establecido para este año con relación al Impuesto Sobre la Renta (ISR).

"En este año ya estaba previsto en la ley la baja en la tasa del ISR del 30% que se tenía como máximo al 28% y simplemente lo que hicieron fue abrogar la ley del Impuesto Sobre la Renta, así que ese derecho que tenían ya los contribuyentes de tributar de esa forma (con una baja en la tasa impositiva) desapareció. Esta es una situación que ilustra lo anterior y que sucede actualmente.

"También se da el hecho de que las empresas hacen sus planeaciones de ingresos y egresos conforme a la ley como está, y lo mínimo que se espera es que haya continuidad; y no es así, al año vuelven a cambiar las reglas", subrayó el especialista fiscal.

Elizondo también citó otro caso que se ha dado con esta ley fiscal y que refleja mucho la falta de certidumbre.

"Nuevamente en la ley del ISR artículo 2-20 establecía unos beneficios fiscales en materia de deducción inmediata de bienes en cuanto a inversiones a realizarse siempre que fueran en las áreas metropolitanas de Guadalajara, Ciudad de México y Monterrey, de un día para otro desaparecieron esos estímulos fiscales y así como este se eliminaron muchos", indicó el también socio del Despacho de abogados fiscales Adame-Elizondo.

Consideró que este tipo de situaciones no son sanas para el país ni para las inversiones, y lo único que refleja es que la autoridad no toma en serio la actividad industrial.

El hecho de que se esté cambie y cambie la ley a cada rato, denota que el país no ofrece ni una certeza mínima para los inversionistas.