Inoperantes, nuevas figuras de contratos laborales: Coparmex

Sobrerregulación, poca claridad en los reglamentos y mayores costos inhiben su utilización.
La confusión al interpretar las disposiciones impide una mayor contratación de personal.
La confusión al interpretar las disposiciones impide una mayor contratación de personal. (Daniel Cruz)

México

Apesar de que con las reformas a la Ley Federal del Trabajo (LFT) del año pasado ya se permiten esquemas de contratación como outsourcing, pago por hora y periodos de prueba y capacitación, estas figuras siguen sin usarse, debido a la poca claridad de los reglamentos y a la sobrerregulación, explicaron dirigentes empresariales.

En 2013 entró en vigor el esquema de contratación por periodo de prueba, pero la reglamentación hace que sea una simulación, puesto que no permite hacer pruebas de menos de seis meses, explicó Tomas Natividad, presidente de la Comisión Laboral de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Agregó que si las personas quieren probar a una persona por dos o tres meses, no está reglamentado, por lo que solo se expiden contratos por seis meses, a fin de evitar problemas.

“Si tú quieres probar a una persona por uno o dos meses no se puede, lo tienes que contratar por seis meses; normalmente los empresarios pequeños y medianos no saben operar esa figura y no hacen esas contrataciones”, señaló.

A decir de Natividad, el esquema de contratación por hora prácticamente ha desaparecido, puesto que ahora la ley no permite pagar menos de 8 horas, cuando hay empleos que requieren menos horas de servicio.

“En el trabajo por hora no se puede pagar menos del importe de una jornada mínima de ocho horas; había empresas que contrataban cuatro horas a estudiantes y les pagaban la proporción del salario, pero el cambio lo único que propició fue que se encarecieran esas contrataciones”, afirmó.

Sobre el esquema de capacitación inicial, está sujeta a la aprobación de una comisión de debe integrarse dentro de las empresas, que será la encargada de hacer la evaluación del trabajador, lo que es una carga adicional, sobre todo para las firmas de menor tamaño.

A decir del empresario, si no se corrigen estos problemas los nuevos esquemas de contratación laboral no contribuirán a generar el empleo que se requiere.

Armando Leñero, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (Amech), indicó que debido a la sobrerregulación que se impuso en la contratación de outsourcing en 2013, esta figura solo creció 5 por ciento, lejos del 12 por ciento registrado en 2012.

En el tema del outsourcing señaló que éste continúa sobrerregulado, puesto que hay confusión al interpretar las disposiciones y se tienen que cumplir tres condiciones que no todas las empresas están dispuestas a seguir.

Solo el outsourcing pasó de 15% en 2012 a 5 por ciento el año pasado, aunque para este 2014 se espera que repunte a 10%.


Las disposiciones son que no se puede utilizar la tercerización en todo el personal de las compañías, las empresas lo pueden utilizar siempre y cuando las plazas de outsourcing no sean de la especialidad del negocio, y que estas contracciones sean de personal especializado.

El presidente de la Amech dijo que el año pasado, debido a esta reglamentación y a las múltiples interpretaciones de reglamentos, el ritmo de expansión del outsourcing decreció, puesto que bajó de 15 por ciento en 2012 a 5 por ciento en 2013.

No obstante, dijo que esperan que este año se tenga un crecimiento de 10 por ciento en las contrataciones bajo este esquema, puesto que se ha dejado claro que no es irregular, y se están haciendo las interpretaciones adecuadas del reglamento.

Al respecto, el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete, ha señalado que antes de que concluya el primer semestre del año darán certidumbre al empresariado respecto a la contratación bajo la modalidad de outsourcing.

Descartó que se pudieran realizar algunas adecuaciones a la reforma laboral que entró en vigor en 2013, a través de una reglamentación del artículo 89 de la Constitución o mediante un consenso entre la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

Claves

Cae el optimismo

- De acuerdo con la consultoría gerencial y directiva Hay Group, a un año de haber entrado en vigor la reforma laboral, 48 por ciento de las empresas considera que no ha producido cambios en la competitividad del mercado laboral.

- La encuesta Tendencias laborales en México, de Hay Group, las empresas con una tendencia pesimista pasaron de 1 por ciento a 20 por ciento. En 2013, 76 por ciento tenía optimismo, pero para este año solo 41 por ciento lo mantiene.

- Además, 18 por ciento de las empresas encuestadas en enero consideraba que su plantilla se reduciría en el año, y los ajustes salariales proyectados no van a superar el nivel de 4 por ciento.