Inmigrantes podrán solicitar crédito automotriz en México

El familiar residente en México será el titular del crédito, el radicado en EU será cotitular, y se tomará como comprobante de ingresos los recibos del envío de remesas.
Producción automotriz
Sector automotriz. (Milenio Digital)

Ciudad de México

NR Finance apuesta a dar crédito para comprar automóvil a las familias que captan remesas de Estados Unidos, mercado que puede alcanzar 243 mil prospectos de colocación en un año.

Al presentar el programa de financiamiento Sin Fronteras, Andrés de la Parra, director general de la financiera, dio a conocer que su mercado objetivo es el 1 por ciento del 70 por ciento de los cerca de 34.7 millones de mexicanos que viven y trabajan en EU.

El plan establece que el familiar residente en México será el titular del crédito, mientras que el radicado en EU fungirá como cotitular, y se tomará como comprobante de ingresos las recurrentes remesas.

El director de NR Finance apuntó que como a las automotrices les corresponde determinar si los migrantes que envían el dinero tienen una estancia legal, “lo único que nos interesa es alguien que genere remesas desde el extranjero, mientras sea un mexicano es suficiente y que demuestre la emisión de remesas hacia México”, por ello indicó que estarán en posibilidad de validar la estabilidad de los migrantes al considerar el domicilio y el empleo.

De acuerdo con los estudios de mercado, sostuvo De la Parra, hay muchos compatriotas que tienen muchos años de residencia y cuentan con algún permiso especial de trabajo. “Muchos ya alcanzaron una estabilidad económica que les permite adquirir, mediante un crédito, un vehículo para sus familiares en México”.

Las características del programa incluyen una tasa fija de 18 por ciento y hasta 72 meses de financiamiento, y los vehículos que entrarán en el esquema son todos los de la gama Nissan y Renault.

NR Finance es la financiera con mayor participación de mercado en México, con 49.8 por ciento en la colocación de créditos, con 186 mil 31 contratos colocados en 2015, lo que significó un crecimiento de 23 por ciento comparado con 2014.

La expectativa para este año es una pequeña desaceleración, por ello estimó un avance de solo 10 por ciento en el número de financiamientos.