Inicio de año complicado para pequeños negocios, advierte Canacope

Bernardo Bojalil, presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño, apuntó que las recientes reformas serán complicadas para el sector
Ambulantes en la zona sur de San Juan de Dios.
El comercio informal, fuerte competencia para los pequeños negocios. (Nacho Reyes)

Puebla

El primer semestre del año se prevé complicado para el pequeño comercio en Puebla, por la entrada en vigor de la reforma hacendaria que contempla impuestos adicionales y una escalada en precios que afectará el consumo de productos y servicios.

Así lo estimó el presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope), Bernardo Bojalil Daou, al precisar que sólo el primer fin de semana del 2014 , los comerciantes reportaron apenas un incremento del 10 por ciento en ventas por Día de Reyes, mientras que en años anteriores se observó un repunte del 25 por ciento.

Mencionó que el arranque de año será "difícil" para este sector productivo que además de enfrentar cargas tributarias adicionales, mantiene una competencia directa con el comercio informal.

"Fue difícil, aún así hubo ventas, las ventas en la CAPU y la Fayuca aumentaron mucho, pero es comercio informal. Prevemos que para la siguiente fecha importante que será el 14 de febrero, las ventas se mantendrán en un 10 por ciento a lo mucho un 15 por ciento. Hay mucha incertidumbre por el aumento de impuestos, el problema es que el comerciante tiene que trasladarlo directamente al consumidor, entonces esto genera una escalada de precios y eso lo notaremos".

El líder del pequeño comercio en la entidad, no descartó que en los próximos meses algunos negocios cierren sus puertas al no soportar la carga fiscal, "nos preocupa que este año eso se vaya a dar, pero aún no lo sabemos con certeza y veremos cómo transcurre el año".

Mencionó que la Canacope en Puebla mantiene una cifra de 14 mil socios de diversos giros a quienes nos les quedará "más que aguantar y salir adelante".

"Ahorita los comerciantes están peleándose con el tema de la factura electrónica, aunque ya se dio una prórroga eso genera una carga, el incremento del 1 por ciento al Impuesto sobre la Nómina genera un sobrecosto y además, todas las normas fiscales como la ley anti lavado de dinero, los registros de compra está generando una incertidumbre que habrá que evaluar en estos primeros meses. Creo que será un año difícil y la cuesta de enero muy complicada", concluyó el empresario.