Iniciativa del BID propone formalizar a pepenadores

En AL hay alrededor de 4 millones de personas en esta actividad; en México son casi 500 mil.

México

En América Latina y el Caribe, alrededor de 4 millones de personas trabajan como recicladores informales, y de éstos casi 500 mil están en México.

De acuerdo con Jane Olley, coordinadora de la Iniciativa Regional para el Reciclaje Inclusivo (IRR), estas personas recuperan de la basura, entre 50 y 90 por ciento de los materiales reciclables como papel, cartón, plástico y metal, que son reutilizados en diferentes industrias, y del total de las ganancias por esta actividad, los recicladores solo reciben 5 por ciento de las mismas.

Con motivo del Día Mundial del Reciclaje, que se celebra hoy, Olley explicó a MILENIO en entrevista, que uno de los objetivos de esta iniciativa es mejorar la situación socioeconómica de los recicladores y facilitar su acceso al mercado formal del reciclaje.

Gonzalo Roque, gerente regional del programa latinoamericano de reciclado de Fundación Avina, explicó que los recicladores base son a los que en México se les conoce como pepenadores y que son quienes trabajan en los vertederos; en las calles recuperando residuos de los hogares o haciendo una recolección selectiva de las bolsas de la basura.

“Si esa fuerza laboral se pone al servicio de un sistema de recolección selectiva, ese trabajo se transforma en un empleo digno”, dijo Roque.

La iniciativa, continuó, está encaminada a mejorar la inclusión de los recicladores en los sistemas de manejos de residuos y en la cadena de valor de esa actividad; colaborar también con el sector privado y público en el desarrollo de una industria y de sistemas de manejo de residuos que prioricen el reciclaje con respecto de otras formas, como puede ser el enterrar la basura.

“Hay que recuperar el valor económico que dinamice una industria, que sea cada vez más creciente; si usamos más residuos, en vez de enterrarlos, éstos  vuelven a la industria, surgirán más nuevas empresas que invertirán en procesos productivos agregándole valor a sus materiales. Eso es un círculo virtuoso que queremos potenciar”, añadió Roque.

IRR es una iniciativa que nació en 2011 y está formada por la División de Agua y Saneamiento y el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Banco Interamericano de Desarrollo, la Fundación Avina, la Red Latinoamericana de Recicladores y Coca-Cola América Latina y arrancó con un presupuesto inicial de 8.4 millones de dólares.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]