Menor a lo esperado, la inflación anual

El INEGI informó que la inflación de marzo a tasa anual se ubicó en 3.89 por ciento, fue menor a la expectativa proyectada de 4.0 por ciento.
Aumento en precio de frutas y verduras impactó en el alza de la inflación de noviembre.
El limón, aguacate y otras verduras mantuviero precios altos. (Especial )

Ciudad de México

En la primera quincena de marzo, el Índice Nacional de Precios al Consumidor mostró un aumento de 0.17 por ciento; con ello, la tasa de inflación anual se ubicó en 3.89 por ciento. La variación quincenal fue superior al 0.15 por ciento registrado en la quincena anterior, pero la tasa anual es la más baja del año, y se ubica dentro del rango establecido por el Banco de México (3 por ciento, más/menos uno por ciento).

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el incremento de los precios se originó por el alza quincenal de 21.55 por ciento que registró el limón; seguida de otras frutas, con un incremento de 10.17 por ciento; aguacate (5.41); plátanos (3.32); lociones y perfumes (1.35); carne de res (1.30); gas doméstico LP (0.78); gasolina de bajo octanaje (0.72); el costo del servicio en las loncherías, fondas, torterías y taquerías (0.28); y el precio de la vivienda propia, que se elevó 0.08 por ciento.

No obstante,  el nivel general de precios estuvo contrarrestado por las disminuciones observadas en los nopales, con un descenso quincenal de 9.75 por ciento; papaya (8.56); jitomate (7.53); frijol (3.45); gas doméstico natural (2.91); otras legumbres (2.40); papa y otros tubérculos (2.21); pollo (1.07); productos para el cabello (1.00); y el costo del autobús urbano  con una disminución de 0.81 por ciento.

Al interior del nivel general de precios, la inflación subyacente, aquella que excluye el costo de los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, como los agropecuarios, energéticos, y las tarifas autorizadas por el gobierno, presentó un alza de 0.11 por ciento en la primera quincena de marzo; con ello, la tasa anual se ubicó en 2.84 por ciento.

La inflación subyacente quincenal fue inferior a la variación de 0.26 por ciento que se presentó en la primera quincena del año pasado, y a la tasa anual de 3.06 por ciento registrada en ese periodo.

Al interior del índice de precios subyacente, el subíndice de precios de las mercancías aumentó 0.13 por ciento mensual y el de los precios de los servicios 0.09 por ciento.