Incubadora de Negocios logra certificación Inadem

Es consecuencia del impacto que el Tecnológico de Monterrey tiene en la zona sur de la entidad y norte de Veracruz, afirma Marco Vargas Herrada.
Hay exigencia para que solo los mejores maestros y alumnos estudien en sus aulas.
Hay exigencia para que solo los mejores maestros y alumnos estudien en sus aulas. (Milenio Digital)

Tampico

El Tecnológico de Monterrey Campus Tampico se hizo acreedor, por parte del Instituto Nacional del Emprendedor, a recibir la certificación cinco estrellas, categoría que solo dos incubadoras en Tamaulipas poseen, y solo el ITESM la tiene en el sur de Tamaulipas.

El director del campus, Marco Edgar Vargas Herrada, recordó que el Tec nació con un fuerte impulso emprendedor, con un fuerte sello distintivo porque es fundada por empresarios en Monterrey.

Subrayó que nace como una institución sin fines de lucro, con un enfoque empresarial, con expectativa de competitividad pero con un fuerte sentido humano.

"Es como se ha mantenido el ADN del Tec, en este caso el Campus Tampico, y siendo congruente con esta visión tenemos una Incubadora de Negocios, de Empresas; por el trabajo, por los testimonios, por los resultados en los últimos años, en 2014 nos distinguió el Instituto Nacional del Emprendedor como una incubadora certificada, y dentro de estas categorías o niveles de certificación, la incubadora de Tampico es de cinco estrellas, que es la máxima distinción que tienen las incubadoras de negocios que certifica el Inadem.

"Es una de las consecuencias de un trabajo previo, de muchos años, y el impacto que estamos teniendo en la zona sur de Tamaulipas y norte de Veracruz es lo más valioso, es lo que nos interesa seguir impulsando en el Tecnológico de Monterrey".

Fortunato Méndez Eichelmann, director de la Incubadora de Negocios, comentó que la Secretaría de Economía la certificó desde 2007, ya que han apoyado empresas no solo de alumnos, sino externas.

"Empezamos a atraer emprendedores, se instalaron en el Campus Tampico, les dábamos su ofi cina, tenían los servicios básicos de teléfono, impresoras, computadoras, y tenemos nuestro ecosistema dentro del campus, donde también en algunas ocasiones participan nuestros estudiantes.

"Empezamos abriéndolo al público y ahora estamos muy centrados en nuestros alumnos. Ahora tenemos menos personas externas y más estudiantes. Desde 2014 el Inadem fue el responsable ante la SE de acreditar las incubadoras, porque había muchas.

"Lo que hicieron fue una selección, a nosotros nos seleccionaron dándonos las cinco estrellas. En Tamaulipas solamente hay dos incubadoras, una de ellas en el Tec de Monterrey y a su vez la única de cinco estrellas".

Méndez Eichelmann recordó que la Incubadora debió presentar un historial de empresas que han atendido para detectar los casos de éxito en el campus, con sus requisitos correspondientes.

"Afortunadamente, la labor que se ha hecho de 2007 a la fecha y los casos de éxito que hemos tenido principalmente de nuestros alumnos como empresarios, como emprendedores, son los que nos dieron esa certificación".

Puntualizó que este año se acaba de graduar un ex alumno que empezó en la incubadora de empresas: "Traía una idea de negocios, empezó a hacer sus experimentos, desarrolló un prototipo, una máquina dispensadora de alimentos, fue creciendo el proyecto, se asoció con otras personas, con empresarios, bajó fondos del Conacyt por tres veces consecutivas, desarrolló su prototipo y actualmente echó a andar su negocio".

Con respecto a los casos de éxito surgidos en la incubadora, su titular afirmó que todas las empresas que han salido de ella han sido exitosas y se encuentran instaladas en diferentes partes de la localidad.

"Tenemos el caso de Mario Mariño, quien es presidente de Jóvenes Empresarios de la Coparmex Sur de Tamaulipas; me llamó la atención porque es un alumno, tiene varias patentes, varias marcas registradas; es un caso de éxito tecnológico, y aparte empresarial".

Vargas Herrada comentó que, una vez obtenido el certificado del Inadem, hay muchos retos para el campus que encabeza.

"Además de lo que hacemos en el Tec, de lo que hacemos en el campus con nuestros profesores, con nuestros alumnos bajo un ecosistema que estamos fortaleciendo, lo que podemos hacer también para la comunidad es: "Si al día de hoy en el Tec podemos graduar a una, dos, tres, las empresas que sean, probablemente estos jóvenes el día de mañana, cuando se instalen, cuando formalicen su negocio o idea de negocio, generarán impacto en la sociedad dado que tendrán que contactar clientes, proveedores y probablemente personas con diferentes características quizá no del Tec, y al final del día le estaremos generando empleabilidad".