Incrementa consumo de vino en México

España es el principal proveedor de este producto en el país; en 2014, de los 54.3 millones de litros de vino importado por México, España aportó 16.6 millones de litros.
Aunque Parras y el Valle de Guadalupe son los indiscutibles protagonistas de la escena vitivinícola en México, la región del bajío es la más antigua productora de vino en el país, por lo que explorar sus cavas es un must.
España es el principal proveedor de vinos en México.

Ciudad de México

Un cambio en los hábitos de consumo, una amplia variedad en la oferta y bajos precios han hecho que el consumo de vino en México haya incrementado en los últimos años, siendo España el principal proveedor de este producto en el país.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Distribuidores de Vinos y Licores, en los últimos 10 años el consumo de vinos y licores en el país reportó un crecimiento sostenido de entre 8.0 por ciento y 10 por ciento anual.

En 2014, de los 54.3 millones de litros de vino importado por México -por un valor de 228 millones de dólares-, España vendió al país 16.6 millones de litros por un valor de 70.7 millones de dólares.

Esto representa el 31 por ciento del mercado mexicano en valor y un 30.7 por ciento del mercado en volumen. Esto sitúa a España en el primer sitio, tanto en valor como en volumen de mercado, de proveedores de vino en el país.

“Hemos experimentado en los últimos años un crecimiento importante en el mercado mexicano. Si comparamos las importaciones correspondientes al año 2014 respecto a 2013, las importaciones totales de vino en México crecieron 4.4 por ciento en valor y 1.1 por ciento en volumen”, aseguró Rosario Rubio, consejera Comercial de la Embajada de España en México.

La razón del incremento en sus exportaciones, dijo Rubio, es porqué “el vino es la bebida alcohólica cuyo consumo ha crecido más en los últimos años y, en parte, se debe al cambio y ampliación del perfil de consumidor de vino en México; ya no se trata únicamente del ejecutivo con alto poder adquisitivo, sino a la creciente aceptación y consumo por parte del público joven y femenino”.

De acuerdo con Rubio, otra razón del crecimiento en el consumo de vino son los trabajos de promoción por parte de los principales países productores como España, Italia, Francia, Chile y Argentina.

En el caso del vino mexicano, la consejera Comercial de la Embajada de España en México, destacó los esfuerzos que se están haciendo en el país por producir más vino y por darlo a conocer, sin embargo dijo, “México todavía no es un país inminentemente productor como pueden ser los países de la cuenca mediterránea”.

Cambios en hábitos de consumo

- ¿Por qué ha incrementado el consumo de vino entre la población mexicana?

- Hasta hace unos años el consumidor habitual era de un nivel socioeconómico alto y se centraba en el género masculino. Hoy día esto ha cambiado radicalmente. El consumo del vino se ha popularizado más entre la clase media mexicana, además ya no es un producto que consuman solo hombres. Ya son más las mujeres y los jóvenes quienes lo están consumiendo.

Rubio aseguró que el incremento en la oferta vitivinícola también ha provocado que los precios de este producto hayan disminuido, lo que influye en el incremento de su consumo.

“Hay vinos para todas las economías y con buena calidad. Esto ha permitido popularizar su consumo”, aseguró.

Cifras de la Asociación Nacional de Distribuidores de Vinos y Licores indican que en México el consumo per cápita de vino oscila en los 750 mililitros al año, mientras que en países europeos el consumo por persona se ubica entre los 35 a 40 litros anuales.