Impugna Cablevisión concesiones a MVS

La empresa presentó una demanda de amparo en juzgados en materia de telecomunicaciones, para echar abajo la prórroga de las concesiones de la frecuencia de 2.5 Ghz.

Ciudad de México

A dos semanas de que entraron en funciones los juzgados especializados en materia de telecomunicaciones, la empresa Cablevisión, que pertenece a Televisa, impugnó la prórroga de cada uno de los títulos de concesión otorgados a Dish de MVS Multivisión.

La demanda de amparo fue admitida por el juzgado Primero de Distrito en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, el cual tiene residencia en el Distrito Federal pero con jurisdicción en toda la República.

Cablevisión pidió echar abajo el oficio o la resolución por medio del cual la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) resolvió prorrogar la vigencia y/o modificar cada uno de los títulos de concesión de MVS para el uso, aprovechamiento y explotación de bandas del espectro radioeléctrico para los servicios de televisión y audios restringidos vía microondas.

En septiembre pasado, Dish comenzó a transmitir los canales de señal abierta de Televisa y Televisión Azteca, mismos sólo se podían ver en Cablevisión; MVS brinda la señal a sus consumidores gracias a una reforma constitucional en materia de telecomunicaciones.

En abril del presente año, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) amparó a MVS Multivisión y dejó sin efecto las resoluciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), con las que negó prolongar las concesiones de radio y televisión de la frecuencia de 2.5 Gigahertz.

Con tres votos a favor y uno en contra, la Segunda Sala de la Corte resolvió que la SCT incurrió en diversas irregularidades, pues se comprobó que la empresa de Joaquín Vargas presentó en tiempo y forma las solicitudes de prórroga para la explotación del espectro radioléctrico.

En la sentencia se establece que la resolución a las solicitudes de prórroga que presenten los concesionarios, debe darse en un plazo no mayor a 180 días naturales, pero la secretaría lo hizo con más de 4 años de diferencia.

La Sala detectó que la falta de respuesta del entonces secretario de Comunicaciones y Transportes a las solicitudes que formuló MVS Multivisión fue “fuente de incertidumbre para la concesionaria”

“… lo que desalienta las inversiones y provoca que los servicios que presta, a través de los bienes del dominio público concesionados, lejos de mejorar con el tiempo en cuanto a precio, diversidad y calidad en beneficio de los usuarios, se estanquen, o incluso, se comporten de manera inversa a los objetivos de la ley, lo que es contrario al interés público”, menciona la sentencia.

Los ministros indicaron que tampoco se justifica el hecho de que, “por una parte, no se dé respuesta a las solicitudes de prórroga de la quejosa ni a los escritos que presentó (la empresa) con el propósito de aplicar nuevas tecnologías para optimizar el uso de la banda de frecuencia motivo de su concesión y, por la otra, se le nieguen dichas prórrogas, aduciendo que actualmente la banda en cuestión está siendo explotada por debajo de sus capacidades o está siendo subutilizada, pues esto también es prueba de que se rebasaron los límites de la discrecionalidad”.

La Corte puntualizó que las omisiones de la autoridad no pueden ser el motivo para que se le negaran a la quejosa las prórrogas que solicitó.