Impuestos mitigaron crisis petrolera: SAT

“Los mexicanos cumplieron y eso generó estabilidad en las finanzas públicas”, afirma Aristóteles Núñez en entrevista para "El Asalto a la razón".
El funcionario federal en las instalaciones de Grupo MILENIO, en la Ciudad de México.
El funcionario federal en las instalaciones de Grupo MILENIO, en la Ciudad de México. (Héctor Téllez)

México

El pago de impuestos, que marcó récord el año pasado —2 billones 400 mil millones de pesos—, fue fundamental para mitigar los efectos del desplome de ingresos petroleros que experimentó el erario, aseguró el jefe del SAT, Aristóteles Núñez.

“Los ciudadanos mexicanos pagaron sus impuestos, así como los empresarios, y eso generó que tengamos una estabilidad en las finanzas públicas”, reconoció en entrevista con Carlos Marín para El Asalto a la Razón.

Sin embargo, Núñez también admitió que el elevado ritmo de crecimiento que se observó en 2015, principalmente por la implementación de la reforma fiscal, es de carácter no recurrente para este año, debido a que es insostenible un ritmo de expansión tributaria de casi 28 por ciento.

“Lo que sí se puede mantener es la cantidad con un crecimiento menor, pero si comparamos 2015 contra 2014 creció casi 30 por ciento la recaudación. Va llegando un momento en que se va reduciendo la brecha y la evasión, y empieza a estacionarse la recaudación.

“Cuando la finanzas públicas se afectan, el primero que sufre es el que tiene menores ingresos, y lo que estamos cuidando son las finanzas públicas del país para cuidar la economía familiar”, agregó.

Religiosos, sujetos a ley fiscal

Al ser cuestionado sobre la utilidad de la fiscalización de asociaciones religiosas, Núñez indicó que este apartado de la reforma fiscal de 2014 permitirá detectar cultos creados para generar ganancias patrimoniales, por lo cual deberán pagar impuestos ante el Servicio de Administración Tributaria.

“No necesariamente tiene un fin recaudatorio, porque obramos de buena fe, como creemos que las asociaciones (religiosas) lo hacen. Es decir, sus ingresos están exentos porque tienen fines de culto”, detalló en entrevista con el director general editorial de Grupo MILENIO.

“Si alguien estableció un vehículo que le llamó asociación religiosa con fines de carácter patrimonial o de lucro tiene que pagar impuestos, y eso sí nos deja  recaudación.”

Núñez indicó que a pesar de las críticas por parte de algunas asociaciones religiosas por la fiscalización de sus ingresos, se otorgó “gradualidad” para la implementación de este apartado de la reforma que entró en vigor en 2014.

El funcionario indicó que las más de 8 mil 500 asociaciones religiosas registradas tendrán que apegarse a la ley del fisco como cualquier otro contribuyente, lo que fortalecerá la regularización del pago de impuestos.

Aclaró que la fiscalización incluye que estas asociaciones religiosas paguen impuestos por  sus empleados, además de inscribirlos al esquema de seguridad social, como sucede en una empresa, ya que no están exentos de este tipo de obligaciones.

“Tienen que proveerles esa red de protección de seguridad social que tienen todos los demás mexicanos cuando están formales en una asociación o en una empresa.

“Ingresos por donaciones como limosnas, con fines de mantener la inducción al culto, no pagan impuestos, pero sí tienen que registrar dicho recurso ante el SAT. Algún otro servicio, como uno médico que se llegue a cobrar en una asociación religiosa, tiene que pagar impuesto, pues no es el fin del propio culto.

“Pero si utiliza parte de la limosna o de la ofrenda, o de lo que entregó el simpatizante o congregado, y con ello soportan el gasto de quien presta el servicio médico, sin que le cobren al ciudadano, no paga impuestos”, señaló Núñez.

En el caso de los ministros de culto, tienen que entregar comprobantes por los servicios que realizan por el pago que se hace por una ceremonia, pero si este ingreso es parte de su culto, está exento si es inferior a tres salarios mínimos elevados al mes.

Sin embargo, si es un pago más grande o tiene otro ingreso, tiene que reportarlo y pagar impuestos ante el SAT, como cualquier otro contribuyente, indicó Núñez.

El jefe del SAT recordó que se otorgaron casi dos años a estas asociaciones para integrarse a las disposiciones del fisco, en los cuales reportaron sus ingresos semestralmente. Este año lo tendrán que hacer de manera mensual y comenzarán a entregar la información a partir de marzo.

Aseguró que el SAT está enfocado en regularizar a los contribuyentes para fortalecer al fisco mexicano, más allá de temporadas, emociones o sensibilidades electorales o políticas.