Impuestos 'disparan' inflación en Monterrey

De acuerdo al Centro de Investigaciones Económicas, el alza registrada en enero es el mayor a nivel mensual registrado en los últimos tres años, afectando en su mayoría a la canasta básica.
Cinthya Caamal Olvera
Cinthya Caamal Olvera, directora del Centro de Investigaciones Económicas de la UANL. (Roberto Alanís)

Monterrey

La inflación en los precios de los productos en el área metropolitana de Monterrey (AMM), de enero con respecto a diciembre, ha sido la más alta en los últimos tres años, expone el reporte mensual del Centro de Investigaciones Económicas (CIE) de la UANL.

Cinthya G. Caamal Olvera, directora del CIE, en entrevista para MILENIO Monterrey, detalló que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) estimado en el mes de enero, indica que la inflación aumentó en 1.4% con respecto al mes de diciembre del 2013.

"Esta alza es la mayor a nivel mensual en los últimos tres años", destacó la analista.

Agregó que la inflación del presente mes, con respecto a enero de 2013, fue de 6.99 por ciento, cifra anualizada posicionada también como la más alta en los últimos tres años.

"Las presiones inflacionarias son debido al aumento en diversos productos provocada por la reforma fiscal, pero también por condiciones de mercado donde podemos ver que hay escasez de ciertos productos, como los agrícolas", explicó la especialista.

El incremento a las materias primas como el combustible y el diesel, a decir de Caamal Olvera, también han impactado directamente el alza de precios de los productos comercializados en el área metropolitana de Monterrey.

Incluso, la economista especificó que artículos que no incrementaron sus gravámenes dentro de la reforma fiscal, también sufrieron alzas en sus costos de lista.

Al cuestionarle cuáles serían los incrementos que surtieron mayor efecto a la economía de los regiomontanos, Caamal Olvera indicó que fueron los servicios del transporte, comunicaciones, de salud, así como los incrementos a medicamentos, ropa y calzado.

Con respecto al mes de diciembre pasado, el incremento en los alimentos en general en la metrópoli fue de 0.82 por ciento. La fruta tuvo un alza en general de 8.23 por ciento, en tanto que las verduras subieron 0.14 por ciento.

En este sentido, la analista refirió que el incremento de precios en las frutas y hortalizas afectó principalmente al plátano con 23.9 por ciento. Por no ser de temporada, al mango con 21.5 por ciento; y al limón con 16.2 debido a la situación de inseguridad en la que se encuentra Michoacán, la cuna del cítrico.

El tomate rojo también tuvo un incremento en su precio de 7.57 por ciento, la papa con 16.5 por ciento, y el alimento derivado de las aves un 10.57 por ciento.

Por otra parte, dio a conocer que el transporte presentó un alza de 13.41 por ciento, el cual fue el mayor impacto en la economía de los habitantes de la metrópoli.

Aquellos artículos relacionados con la salud y el cuidado personal tuvieron un incremento estimado de 2.14 por ciento; el cual a decir de la especialista, fue impulsado por el aumento en el precio de los jarabes que fue de 20 por ciento. En contraste, los analgésicos bajaron su precio 12.65 por ciento.

La ropa, calzado y los accesorios se suman a la lista de incrementos. De acuerdo al estudio dado a conocer por el CIE, las prendas de vestir en general subieron 5.7 por ciento.

"La ropa para bebé tuvo un incremento de 27 por ciento, y la de dama el 20 por ciento", mencionó la catedrática.

En el caso del estrato marginal, el cual radica principalmente en la canasta básica, la analista mencionó que la inflación fue de 2.18 por ciento, con respecto al mes anterior.

"Se observa un incremento mayor en el IPC a las personas de menores ingresos ya que los precios impactan a los productos que mayormente consumen ellos, lo cual radica principalmente en la canasta básica.

"Una familia de los estratos más bajos destina de sus gastos en alimentos el 51 por ciento y en transporte un 16 por ciento", dijo.