Impuestos complicarán contratos de refresqueros

Un 30% de la mano de obra podría verse afectada si al cierre del primer trimestre, las empresas reportan una caída en sus ventas
Impuestos impactarán negativamente en las negociaciones salariales.
Impuestos impactarán negativamente en las negociaciones salariales. (Foto: Archivo/Ana María Arroyo)

Puebla

La complicada situación por la que atraviesa la industria refresquera y de bebidas azucaradas ante la aplicación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), impactará de manera negativa las negociaciones salariales contractuales de este año para más de 3 mil trabajadores en la entidad.

Así lo reconoció Pedro Galindo Carrasco, delegado estatal del sector embotellador de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), quien confirmó que las empresas del rubro comenzaron a realizar ajustes de personal ante la falta de liquidez.

La industria refresquera en la entidad, mantiene hasta el momento una plantilla de 3 mil trabajadores sindicalizados, sin embargo, dijo que entre un 25 a 30 por ciento de la mano de obra podría verse afectada si al cierre del primer trimestre del año las empresas reportan una caída en sus ventas.

“Lo que podemos ver es que hay una disminución en el margen de utilidades y eso repercute mucho a la patronal. Este golpe de un peso al refresco nos deja muy limitados para negociar porque las empresas se sienten lastimadas y aún no tienen resultados del primer trimestre para observar como les pegó la baja de producto en comparación con el año pasado”, comentó el dirigente.

Galindo Carrasco dijo que se buscará la manera de beneficiar a los trabajadores con un incremento salarial superior al 5 por ciento, además de aplicar esquemas para evitar recortes de personal como vacaciones adelantadas, retiros voluntarios o ampliar los turnos de producción.

Las negociaciones se realizan en el transcurso de este mes con empresas ubicadas en Huauchinango, Puebla, Tehuacán e Izúcar de Matamoros.

“El año pasado por citar un ejemplo, en el mes de enero se vendían un millón 300 mil cajas, este año no vendimos más de un millón de cajas aquí en Puebla, ahorita el mes de febrero no termina y no hemos visto si se recuperó”.

Conforme al tabulador de la industria refresquera, un montacarguista percibe en promedio 300 pesos al día, más prestaciones y bonos de productividad que elevan entre un 25 a 40 por ciento el salario, “pero si no hay producción no hay ventas, de dónde sacamos la productividad, ese es el problema”.

A nivel estado existen más de 70 empresas entre productoras y embotelladoras de refrescos, bebidas azucaradas y agua purificada que emplean a obreros, técnicos especialistas, trabajadores generales, vendedores y preventistas.