Impuesto a comida chatarra acabará con tres millones de pequeños comercios

A este sector también le preocupa que en siete años tendrían que pagar ISR de 30 por ciento, informó el representante de los pequeños comercios, Gerardo López Becerra.
En riesgo 3 millones de pequeños comercios.
En riesgo 3 millones de pequeños comercios. (especial)

Ciudad de México

La aplicación de mayores gravámenes a productos de alto consumo popular, como botanas y refrescos, implicaría la desaparición de tres millones de pequeños comercios en el país y la pérdida de 10 millones de empleos.

Así lo expuso el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) de la Ciudad de México, Gerardo López Becerra, quien aseguró que este sector se mantiene al pendiente de la decisión del Senado de la República, donde es analizada la reforma hacendaria.

En conferencia de prensa, indicó que mayores impuestos a productos de alto consumo popular, como son las botanas y los refrescos, derivarán en un aumento de precios en cascada y el crecimiento de la informalidad, al poner en riesgo la permanencia del comercio tradicional.

Advirtió que de ser aprobadas dichas modificaciones, al menos tres millones de pequeños comercios podrían desaparecer y con ello unos 10 millones de empleos.

Asimismo, expuso, aumentaría en 60 por ciento el precio de los productos que vende ese sector, lo que llevaría al cierre de un 50 por ciento de las 900 mil tiendas de abarrotes en el país.

López Becerra mencionó que una de las propuestas que más preocupan es la desaparición del Régimen de Pequeños Contribuyentes, pues se les daría trato de grandes empresas, con el cobro de 30 por ciento del Impuesto Sobre la Renta (ISR), de 16 por ciento del IVA, 2.0 por ciento del Impuesto Sobre la Nómina y pagos de seguridad social e Infonavit.

Ello es imposible para los pequeños comercios que apenas pueden pagar renta, luz, agua, sueldos y ganancias de cuatro o cinco mil pesos, acotó.

También se manifestó en contra del cobro del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a productos de consumo popular como botanas, y de un peso adicional por litro de refresco.

Comentó que de 500 productos que manejan las tiendas de abarrotes, por lo menos 50 están considerados artículos con alto contenido calórico.