Imposible, asegurar a familias mexicanas

Solo aquellos que tienen percepciones altas pueden aspirar a contratar los cuatro seguros escenciales: vida, auto, vivienda y gastos médicos mayores.

México

Para que una familia esté totalmente protegida ante cualquier imprevisto que pueda afectar su estabilidad económica, debería invertir aproximadamente 60 mil pesos anuales en la contratación de diversas pólizas de seguro, lo que hace casi imposible asegurar a las familias en México.

Analistas en la materia explican que para la mayor parte de la población mexicana es prácticamente imposible aspirar a llevar una vida en la que no tenga ningún tipo de preocupación económica, y a lo mucho se debe conformar con estar parcialmente protegido.

Según la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, más o menos 60 por ciento de las familias mexicanas vive con un ingreso de menos de 10 mil pesos al mes, y peor aún, 40 por ciento lo hace con un salario inferior a 5 mil pesos.

Oliver Ambía, director de la carrera de Administración Financiera del Tecnológico de Monterrey, Santa Fe, indicó que más allá de la falta de cultura financiera que hay en el país, el verdadero problema es lo costoso que es una póliza de seguro, por lo que solo aquellos que tengan una percepción alta pueden aspirar a estar totalmente cubiertos.

De acuerdo con Jesús Ugalde, actuario de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), existen cuatro pólizas clave que se deben tomar en cuenta para contar con una protección ideal de las familias las cuales son: un seguro de vida, de gastos médicos, de automóvil y de casa habitación.

No obstante, para el pago de la prima de estas cuatro pólizas —tomando como referencia las coberturas más comunes—, un usuario puede gastarse hasta 38 mil pesos, lo cual es 52 por ciento de los ingresos de una persona que gana 72 mil pesos al año, que equivale a 6 mil pesos mensuales.

Lo anterior dejaría a una familia con solo 48 por ciento de sus percepciones anuales; es decir, 34 mil pesos, para destinarlo a la compra de alimentos, educación de sus hijos, uso de transporte para llegar a sus lugares de trabajo, cuidado de la salud, limpieza, vivienda así como al vestido y calzado de todos los integrantes de la familia.

Estimaciones proporcionadas por la Condusef y cálculos basados en las ofertas de las aseguradoras del país indican que un seguro de vida con las mejores coberturas puede alcanzar una prima anual de hasta 5 mil pesos, mientras que un seguro de gastos médicos mayores es la mayor inversión, dado que puede llegar a valer 25 mil pesos.

Un seguro para el automóvil que alcance una cubertura de entre 3 y 4 millones de pesos (la ideal según los expertos) puede costar más de 3 mil pesos; mientras que una póliza con grandes coberturas para una casa valuada en 1.5 millones de pesos, tiene un costo anual de 5 mil pesos.

No obstante, si a este paquete básico se le agregan otras pólizas consideradas también como importantes, tales como un seguro dental, uno escolar y otra de accidentes personales, se debe sumar otros 25 mil pesos, toda vez que tan solo el seguro escolar alcanza 20 mil pesos, dado que en caso de fallecimiento del tutor, se pagará medio millón al beneficiario para que concluya sus estudios.

Al sumar los seguros que se deben contratar anualmente para estar completamente cubierta, uan familia tendría que pagar 63 mil pesos anuales, lo cual equivale a 88 por ciento de los ingresos totales que llega a tener una persona que percibe tan solo 6 mil pesos de forma mensual.

Sin embargo, el actuario Jesús Ugalde aclara que debido a la extensa gama de aseguradoras que existe en el país, siempre es posible encontrar alguna institución que ofrezca pólizas que se adapten al bolsillo de cada quien, por lo cual, lo más recomendables es acercarse a un agente que lo asesore.

Además, explicó el experto, es posible contar con las cuatro pólizas de seguro sin que esto implique un gasto tan elevado, por ejemplo, si se cuenta con seguridad social es posible omitir la contratación de un seguro de gastos médicos mayores. Además, si no se puede adquirir una cobertura total en automóvil, se puede tener una poliza contra daños a terceros en caso de provocar un accidente vial la cual puede contratar desde 400 pesos anuales.

El seguro de casa habitación puede ser suficiente solo con la firma de un póliza que cuente con una cobertura contra incendios o terremotos el cual llega a costar alrededor de mil pesos anuales, y por último, el que definitivamente no puede faltar en una familia es el seguro de vida, mismo que se puede contratar pagando 300 pesos año y que protegen a los beneficiarios por sumas superiores a los 100 mil pesos siempre y cuando se trate de una persona de 30 años o menos.

Lista de calificaciones

De acuerdo con la Condusef, 28 instituciones, es decir, 33 por ciento del mercado; no aprobaron o no entraron a la más reciente evaluación de Seguros Básicos Estandarizados.

Las aseguradoras de autos obtuvieron calificación reprobatoria, de 5.8 puntos en una escala de 10, en el otorgamiento del seguro básico estandarizado en automóviles.

Sólo siete compañías de las 23 que participaron en el estudio realizado por la comisión tuvieron calificaciones buenas y medianamente buenas.

Dichas empresas fueron Grupo Nacional Provincial, Zúrich, Quálitas, Axa Seguros, Seguros Atlas, Seguros Inbursa y BBVA Bancomer.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]