IFT puede fijar reglas en portabilidad: Corte

La Suprema Corte reconoció el carácter de organismo autónomo del Instituto Federal de Telecomunicaciones y, por ende, su capacidad de regular en la materia.
El IFT publicó comparativos de costos entre compañías
La portabilidad numérica es el derecho que tienen los usuarios para conservar su número telefónico independientemente del concesionario de red pública de telecomunicaciones que elija. (Especial )

Ciudad de México

La Suprema Corte de Justicia de la Naciona (SCJN) reconoció el carácter de organismo autónomo del Instituto Federal de Telecomunicaciones y, por ende, su capacidad de regular en la materia, motivo por el cual declaró constitucional el acuerdo que el IFT emitió el 12 de noviembre de 2014 en el que fijó las reglas de portabilidad numérica.

La portabilidad numérica es el derecho que tienen los usuarios para conservar su número telefónico independientemente del concesionario de red pública de telecomunicaciones que elija.

Las reglas de portabilidad numérica entraron en vigor el 10 de febrero del presente año, aunque aún faltan por definir los parámetros técnicos y adecuar y desarrollar pruebas que permitan hacer la portabilidad sin que existan problemas.

La resolución de la Corte derivó de una controversia constitucional que promovió el Senado reclamando el acuerdo, bajo el argumento que el IFT se extralimitó en sus facultades, al fijar dicha reglas.

El juicio fue histórico porque se analizaron dos artículos de la Constitución Federal que se oponían entre sí, pues cada uno reconocía facultades en materia de telecomunicaciones a figuras distintas.

A la Corte le bastaron dos sesiones para desahogar el tema, donde el ministro ponente Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena propuso a sus homólogos avalar el acuerdo.

Ortiz dijo que el artículo 28 constitucional establece que las facultades del IFT de regulación son para el uso, aprovechamiento y explotación del espectro radioeléctrico, las redes y la prestación de los servicios de radio difusión y telecomunicaciones, así como el acceso a infraestructura activa, pasiva y otros instrumentos esenciales.

El presidente de la Corte, Luis María Aguilar Morales, expresó sobre el tema lo siguiente:

"...no se trata en que el Instituto esté regulando o reglamentando alguna disposición legal que pudiera posteriormente establecerse por el Congreso (de la Unión), sino que (el IFT) está haciendo uso de una facultad que la propia Constitución directamente le está señalando y que no encontrará más límite que cuando el Congreso o la facultad, que desde luego le otorga el 28 y desde luego el 73 de la propia Constitución, establezcan parámetros distintos".