IDET y Profeco trabajarán en conjunto a favor del consumidor

En los primeros cuatro meses de vida de la subprocuraduría se alcanzó 100 por ciento de conciliación de las quejas recibidas del sector.

Ciudad de México

Integrantes del Instituto del Derecho a las Telecomunicaciones (IDET) se reunieron con Carlos Ponce, subprocurador de Telecomunicaciones de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), para analizar la situación y derechos de los consumidores en su relación con los proveedores de servicios.

En un comunicado se informó que el subprocurador invitó a que el IDET analice y elabore estudios en conjunto con la Profeco sobre temas diversos y en particular sobre el efecto de la baja en 8 por ciento  en las quejas de los consumidores entre 2014 y 2015.

 Además de análisis sobre la consecuente madurez en la calidad de servicios que se ofrecen en las empresas del sector, ya que lo anterior ha logrado que los consumidores busquen a la Profeco más por temas administrativos que por quejas por calidad.

Asimismo, convocó al instituto a colaborar en temas de publicidad, verificación, bonificación y garantías para los consumidores que son contemplados en la Norma Oficial Mexicana (NOM) 184, la cual requiere ser actualizada para que se alinee a los mecanismos

El IDET aseguró que la creación de la subprocuraduría de telecomunicaciones materializa la ventana de oportunidad para garantizar, defender, proteger y promover los derechos de los consumidores bajo un esquema preventivo, basado en el asesoramiento y provisión de información fiel y oportuna.

 “La Profeco está a favor del usuario e interviene desde hace tiempo con acciones en el sector de las telecomunicaciones revisando los temas de protección al consumidor desde un punto de vista holístico y el IDET puede dar la madurez que se requiere en este sector y que suma en la construcción del derecho de las telecomunicaciones en la protección a los usuarios y los derechos de los consumidores mexicanos, que es parte de la ley de Telecom” comentó Ponce Beltrán.

En los primeros cuatro meses de vida de la subprocuraduría se alcanzó 100 por ciento de conciliación de las quejas recibidas del sector.