Hugo Boss cerrará tiendas por entorno débil

Baja en ventas obliga al cese de operaciones de 20 establecimientos.
Mostrador de la marca de lujo.
Mostrador de la marca de lujo. (Shutterstock)

Frankfurt

Hugo Boss redujo su pronóstico de ventas para el año y dijo que cerrará 20 tiendas más en todo el mundo después de registrar un segundo trimestre débil, lo que ofrece nueva evidencia de que continúa la presión sobre las marcas de lujo globales.

Bajo el anterior director ejecutivo, Claus-Dietrich Lahrs, la casa alemana de moda tuvo un empuje de expansión, ya que los mercados de lujo se recuperaron después de la crisis financiera, por lo que abrió nuevas tiendas en todo el mundo.

Sin embargo, los mercados de moda cambiaron. Los ingresos de Hugo Boss ahora están bajo presión. Lahrs dejó el cargo en febrero después de que las ventas en Estados Unidos y China se desplomaron, lo que obligó al grupo a emitir una advertencia de utilidades.

Hugo Boss dijo el viernes que las condiciones se mantuvieron “muy difíciles” en el segundo trimestre, ya que sus ventas cayeron 4 por ciento, a 622 millones de euros, en comparación con el mismo periodo del año anterior. Sus utilidades netas se desplomaron 84 por ciento para llegar a 11 millones 100 mil euros, debido en parte a un cargo de 57 millones de euros que se relaciona a los cierres de tiendas.

A la luz de las presiones del mercado, Hugo Boss ahora espera que sus ventas permanezcan estables, o caigan hasta 3 por ciento sobre una base de ajuste de moneda en 2016. Anteriormente pronosticó un incremento de un par de puntos porcentuales.

El grupo espera que las ganancias antes de interés, impuestos, depreciación y amortización (Ebitda), y partidas especiales caigan entre 17 y 23 por ciento. Anteriormente pronosticó una caída de poco más de 10 por ciento.

Hugo Boss dijo que las 20 tiendas que va a cerrar tuvieron un mal desempeño el año pasado, y entre ellas eliminaron 60 puntos base del margen EBITDA del grupo.

“El grupo espera que su decisión tenga un impacto positivo en las utilidades, sobre todo en 2017 y más adelante. Por eso acepta los considerables gastos de una sola ocasión que se relacionan con los cierres”, dijo la compañía.

Las acciones de la compañía subieron 6 por ciento para llegar a 55.70 euros, lo que hace que el grupo de moda sea el de mejor desempeño en el índice MDAX de Alemania, y los analistas dicen que el descenso de ganancias no fue tan malo como se temía. Thomas Chauvet, analista de Citi, dijo que los resultados mostraron “señales de vida” y “fueron sorprendentemente muy superiores a las expectativas”.

Mark Langer, a quien nombraron director ejecutivo en mayo, dijo que Hugo Boss tuvo que “tomar decisiones dolorosas para empezar” si quería regresar a un crecimiento rentable en el mediano plazo.