Hoteleros piden unión contra la inseguridad

Tamaulipas debe reinventarse en la adecuación de las vías de comunicación y aplicarse, aconseja Armando de la Cruz Uribe
Deben tomarse medidas drásticas en los tramos carreteros.
Deben tomarse medidas drásticas en los tramos carreteros. (Yazmin Sanchez)

Tampico

Tamaulipas tiene a nivel nacional una expectativa positiva con opción al crecimiento, luego de su potencial en ecoturismo; sin embargo, la perspectiva mala por el tema de la seguridad no la deja avanzar como debería, afirmó Armando de la Cruz Uribe Valle, presidente nacional de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles AC. 

Dijo que el turismo en el estado necesita inversión para que los atractivos que hoy vende al visitante se conviertan en productos que reditúen en derrama económica para la población. Aseguró que si bien, Tamaulipas hoy compite con Michoacán sobre quién tiene más notas en inseguridad, es un problema que solo el trabajo en conjunto de las autoridades de gobierno, la iniciativa privada y la ciudadanía podrán solucionar por medio de la coordinación como se ha dado en otros estados del país.

Refirió que existen destinos que tienen su mercado meta definido, como las Ciudad de México con Acapulco, Guadalajara con Puerto Vallarta y Monterrey con Tampico, por lo que Tamaulipas debe reinventarse en adecuación de las vías de comunicación y aplicarse en el tema de seguridad, pues no puede seguir perdiendo turismo.“A Tamaulipas se le están prendiendo focos rojos en sus carreteras, ya sea por falta de mantenimiento hacia el sur o en otras al poniente por inseguridad; habrá que atacarlas pero en conjunto, un actor por sí solo no podrá. “Es una reflexión que se debe tomar en cuenta, esto ha sucedido en varios puntos del país y se han arreglado cuando hay voluntad política y decisión de resolverlo. Si Tamaulipas tiene marcados los tramos carreteros de inseguridad y están bien detectados, se tienen que tomar medidas drásticas”. 

Detalló que la estrategia necesita de inversión pues recordó que el turismo no solo vive del sector hotelero, ya que de cada peso que un viajante gasta en un destino, solo 14 centavos son para el hospedaje; el resto en traslado, comida y espectáculos. “En Tamaulipas el turismo está divido en tres: el natural de negocios, el recreativo y el que está por desaparecer, que es el de turismo de congresos y convenciones.

Se tienen aeropuertos internacionales, hay que aprovecharse, es un estado de doble vocación y tiene mucho por desarrollar”.Precisó que el turismo, fuera de la retórica gubernamental, tiene 30 años diciéndose que es prioridad para el país, y que quien sí lo aplicó, dijo, fue el presidente Miguel Alemán Valdés y desde entonces nadie lo ha hecho completamente.