Hong Kong vuelve a romper récords de vivienda cara

Un estudio publicado ayer muestra que el territorio chino consolidó su estatus como el mercado de vivienda menos asequible del mundo.
La urbanización en la región administrativa.
La urbanización en la región administrativa. (Shutterstock)

Hong Kong

Tal vez por fin los aturdidores precios de las propiedades de Hong Kong van en descenso, pero todavía rompen récords. Un estudio publicado ayer muestra que el territorio chino consolidó su estatus como el mercado de vivienda menos asequible del mundo.

La media de precios en el tercer trimestre del año pasado fueron 19 veces más altos que el promedio anual de ingreso familiar antes de impuestos, el más alto en los 12 años en que Demographia realiza el Estudio internacional de asequibilidad de la vivienda. Los datos de Hong Kong se comparan con Sídney, el segundo lugar, con un múltiplo promedio de 12.2; San Francisco, que ocupa el séptimo sitio, con 9.4, y Londres, en el octavo, con 8.5.

Entre 2003 y su punto máximo en septiembre de 2015 los precios de las propiedades en la ciudad se dispararon 370 por ciento, con el impulso de las tasas de interés históricamente bajas, una economía boyante y el interés de los compradores de China continental. El costo y disponibilidad de vivienda en Hong Kong es un tema delicado para los ciudadanos, quienes a menudo viven en condiciones apretadas y de hacinamiento.

Es común que familias completas vivan en espacios de menos de 50  metros cuadrados y que las personas más pobres ocupen “casas jaula”, pequeñas literas que se apilan una sobre otra dentro de una reja de metal.

En su discurso anual de políticas que realizó este mes, el jefe Ejecutivo de Hong Kong, Cy Leung, se comprometió a enfrentar el problema al aumentar la oferta de vivienda asequible con una serie de nuevos proyectos en los próximos cinco años. “Los altos precios de las propiedades y alquileres impiden que muchos jóvenes formen una familia o empiecen sus propios negocios”, dijo Leung.

“Esto también tiene como resultado una vida estrecha para la sociedad en su conjunto y un espacio insuficiente para las instalaciones de servicios de bienestar social, como jardines de niños, asilos para ancianos y hogares de atención para personas con alguna discapacidad”.

Sin embargo, señaló que la introducción de medidas de enfriamiento en los últimos tres años, entre ellas un doble impuesto de timbre (doble derecho de registro) para algunos compradores, desencadenó la caída en los precios del alquiler y de las propiedades en los últimos meses.

Se recalcaron sus comentarios con los nuevos datos que proyectan que una serie de transacciones inmobiliarias de este mes pueden ser las más bajas desde que las agencias empezaron su medición en enero de 1991.

A pesar de ello, con una media de salarios mensuales de mil 900 dólares, comprar una casa todavía queda como una posibilidad lejana para muchos. El promedio múltiple de la ciudad es de casi cuatro veces el umbral al que Demographia considera precios “seriamente inasequibles”.

“Este fue el sexto año consecutivo en que Hong Kong es la ciudad menos asequible, y empeoró sustancialmente en comparación con 2014”, se dijo en el estudio. El aumento de los precios de la vivienda se cita frecuentemente como una fuente de descontento entre la juventud de Hong Kong durante las manifestaciones de Occupy de meses de duración en 2014.

Información adicional de Jennifer Hughes.