Holcim y Lafarge acuerdan fusión

El acuerdo permitirá la creación de la mayor cementera del mundo con ventas combinadas de 44 mil millones de dólares.
Mapa de presencia global de Holcim y Lafarge.
Mapa de presencia global de Holcim y Lafarge. (Reuters)

París

La suiza Holcim dio a conocer el lunes un acuerdo para comprar a la francesa Lafarge, lo que permitirá la creación de la mayor cementera del mundo con ventas combinadas de 44 mil millones de dólares.

Los accionistas de Lafarge recibirán una acción de Holcim por cada papel que tengan de Lafarge y los inversores de Holcim acabarán en poder de 53 por ciento del grupo.

El negocio combinado tendrá sede en Suiza y cotizará en Zurich y París, dijeron las compañías en un comunicado conjunto.

Se prevé que la fusión de las dos mayores cementeras mundiales, que cotizan en bolsa y tienen operaciones en 90 países, enfrentará el escrutinio de entidades antimonopolio en 15 jurisdicciones y que venderá unos cinco mil millones de euros en activos para persuadir a los reguladores a que permitan el negocio.

"Creemos que la ejecución final podría tomar un largo tiempo, con todos los temas de monopolio que ocurrirán y no excluiríamos que finalmente fracase", comentó el analista de Helvea Patrick Appenzeller.

Las noticias sobre conversaciones para el acuerdo, que crearía a un grupo con un valor de mercado combinado de poco menos de 60 mil millones de dólares, emergieron el viernes y el acuerdo fue alcanzado el fin de semana.

Al cierre de las negociaciones del jueves, una acción de Holcim valía un 4.4 por ciento más que una de Lafarge.

La transacción será la mayor fusión de la industria y ayudará a las empresas a reducir costos, recortar deuda y hacer frente mejor a los crecientes precios de la energía y una menor demanda que han golpeado al sector desde la crisis económica del 2008.

Los grupos se complementan bien geográficamente, pues Lafarge es más fuerte en África y Holcim tiene más peso en América Latina, dijeron ejecutivos de las compañías a periodistas en una teleconferencia.

Los mercados emergentes, como América Latina y África, generarán alrededor de 60 por ciento de las ventas, pero ningún país por sí solo representará más de 10 por ciento.

"El nuevo grupo ofrecerá un mayor crecimiento y bajo riesgo, lo que creará más valor", dijo el presidente ejecutivo de Lafarge, Bruno Lafont, quien se convertirá en CEO de LafargeHolcim.

Las firmas dijeron que esperan que la unión de fuerzas produzca un ahorro total al año de mil 400 millones de euros luego de tres años, gracias a economías de escala, una mejor eficiencia operacional y menores costos de financiamiento.

Analistas de UBS dijeron que podría haber problemas de competencia para resolver en mercados clave como Brasil, Canadá, Ecuador, Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Marruecos y Filipinas.

"Teniendo en cuenta el número de problemas posibles y soluciones requeridas, esperamos un largo proceso de aprobación que posiblemente tomará un máximo de dos años", escribieron.

Lafarge y Holcim confirmaron que venderían negocios por entre 10 a 15 por ciento de las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) del grupo para satisfacer las preocupaciones antimonopolio, por un total de cinco mil millones de euros.

La transacción cuenta con el respaldo de importantes accionistas y se espera que se concrete en la primera mitad del 2015, afirmaron las compañías.