Hasta ahora alza de tasas favorece a familias: ABM

El Banxico ha elevado 175 puntos la base de referencia; sin embargo, el costo del crédito ha bajado por la competencia del sector, además de que se pagan más dividendos por ahorros.
Los créditos para vivienda también han mostrado un decremento.
Los créditos para vivienda también han mostrado un decremento. (Araceli López)

México

Los incrementos del Banco de México (Banxico) a su tasa de referencia desde diciembre de 2015 no han afectado la economía de las familias, sino todo lo contrario, pues los créditos se han abaratado y los intereses que reciben por sus ahorros han crecido, aunque nadie tiene la certeza de hasta cuándo seguirá este escenario.

TE RECOMENDAMOS: Hacienda quita 132.3 mil mdp al gasto;Banxico alza tazas a 3.75

Ante las constantes advertencias sobre el posible encarecimiento del crédito, que traería consigo un menor dinamismo del mismo, la Asociación de Bancos de México (ABM) dio a conocer la evolución de las herramientas financieras que más utilizan los mexicanos.

Al cierre de agosto de 2016, la tasa de interés promedio del crédito al consumo, compuesto principalmente por las tarjetas de crédito y préstamos personales y de nómina, se ubicó en 28.4 por ciento, cuando en el mismo mes de 2015 estaba en 29.8 por ciento; es decir, la tasa media de estos préstamos ha descendido 140 puntos base.

En el caso específico de las tarjetas de crédito, la disminución ha sido de alrededor de 50 puntos base, toda vez que ahora la tasa de interés implícita se ubica en 26.55 por ciento, inferior al 27.04 por ciento de hace un año, meses antes de que comenzaran las alzas del banco central.

Aunque no tan significativo, los créditos a la vivienda también han mostrado un decremento. Según información de la ABM, en agosto de 2015 la tasa de interés media se ubicaba en 10.8 por ciento, mientras que para igual mes de este año ya estaba en 10.6 por ciento.

Diversos banqueros han destacado que a pesar de que el Banxico ha incrementado 175 puntos base su tasa de referencia, el costo del crédito a las familias, lejos de aumentar ha disminuido, lo que significa que los bancos han achicado sus márgenes de ganancia y absorbido parte del impacto.

En diciembre la tasa interbancaria del Banxico se ubicaba en 3 por ciento; en estos momentos está en 4.75 por ciento.

Luis Robles Miaja, presidente de la ABM, explicó que los bancos no han podido traspasar los 175 puntos que el banco central ha añadido a su tasa de referencia por la “feroz” competencia del mercado, lo que lleva a cada institución a hacer hasta lo “imposible” para mantener a sus clientes.

“Si tú le dices al cliente, ‘fíjate que tengo que subir 175 puntos porque subió la tasa’, pues el banco de al lado simplemente dice: ‘pues yo levanté la mano y solo te subo 25 puntos’. Hay una competencia feroz y brutal, aunque suenen palabras, digamos, exageradas, no es así. En la calle nos estamos dando con todo los bancos por ganarnos a los clientes”, dijo el también presidente del consejo de administración de BBVA Bancomer.

Gabriel Casillas, economista en jefe de Grupo Financiero Banorte, destacó que hasta el momento el alza de tasas del banco central no ha repercutido en el bolsillo de las familias ni en la economía como consecuencia de un menor dinamismo del crédito, dado que para que eso suceda el nivel de las tasas debería estar por lo menos en 6 por ciento.

“Venimos de tasas históricamente bajas, así que para que haya un impacto en la economía todavía faltan varios puntos más, ubicarse por arriba de 6 por ciento. Hasta ahora solo han reaccionado los financiamientos a tasa variable; las hipotecas no han tenido un impacto y en las nuevas estamos viendo una feroz competencia”, apuntó el especialista.

ESPERAN RESISTIR

El presidente de la ABM destacó que no puede garantizar que el panorama continúe en los próximos meses, pues dependerá de la competencia y de la capacidad de cada banco para soportar los menores márgenes de ganancia.

Para Daniel Becker, director general de Banca Mifel, lo primero es entender que México vivía en un escenario de tasas extraordinariamente bajas, pero ha llegado el momento de regresar a la realidad y aceptar que habrá algunos incrementos, aunque no hay de qué alarmarse, dado que serán cambios graduales y no se llegará a tasas exageradamente elevadas.

Enrique Zorrilla, presidente de Scotiabank México, añadió que por mucho tiempo el país disfrutó de tasas de interés históricamente bajas, pero ahora se está regresando a los niveles normales previos a la crisis de 2008.

“Lo importante es que estamos entrando a un ciclo nuevo; se trata de un ajuste de las tasas de interés para regresar a la normalidad”, afirmó.

Ernesto Torres Cantú, director general de Citibanamex, recomendó a las familias y empresas que tienen créditos a tasa variable negociar con su banco para conseguir tasa fija y no tener que preocuparse por los movimientos de política monetaria.

BONANZA PARA AHORRADORES

Para Zorrilla, también vicepresidente de la ABM, la realidad económica tiene dos caras: por un lado las tasas de interés bajas han favorecido la contratación del crédito, pero por otro han mermado y hasta volvieron negativos los rendimientos reales de los ahorradores e inversionistas, incluido un efecto negativo en las pensiones de los trabajadores.

En ese sentido, Carlos Ramírez, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), ha dicho que los aumentos en la tasa de referencia son una buena noticia para los trabajadores, pues significa que recibirán mejores rendimientos, lo que se traducirá en una mejor pensión.

Luis Niño de Rivera, otro de los vicepresidentes de la AMB, destacó que hasta el momento solo se ve el lado derecho del panorama, pero el izquierdo también es importante, porque ahí está el beneficio que tendrán los ahorradores, que recibirán mejores dividendos.

También hay que ver el lado de la captación, pues muchos bancos han subido ésta y no su tasa de crédito. “Es más, tienen que seguir bajando el financiamiento si quieren seguir en el mercado. Entonces, estamos en una situación ideal para el cliente, porque muchos bancos estamos pagando más y estamos prestando más barato”, apuntó.

Para el área de estudios económicos de Finamex Casa de Bolsa, en el nuevo ciclo los ahorradores obtendrán más intereses sobre sus depósitos, y aunque no se note tanto el alza porque no tendrá mucho efecto, a final de cuentas existirá un beneficio.

Enrique Zorrilla destacó que en los niveles en que estaban las tasas se fomentó la inversión y el endeudamiento de empresas y familias para que mejoraran, pero los ahorradores y los pensionados pasaron momentos difíciles, dado que hay muchas familias que viven de los ahorros de su trabajo de toda una vida.