Piden recortar 8.4 mil mdp a programas prioritarios

La propuesta de Hacienda afectará a educación, salud, agricultura y a la propia dependencia.
Para la educación prevén un recorte de 1,672 mdp.
Para la educación prevén un recorte de 1,672 mdp. (Araceli López)

México

La Secretaría de Hacienda propuso recortar 8 mil 477 millones de pesos a diversos programas prioritarios el próximo año, que afectarán a los ramos de educación, salud, agricultura y, en menor medida, Hacienda, según el documento de Precriterios 2017 entregado la semana pasada al Congreso de la Unión.

El total de esos recortes representa 4.8 por ciento del ajuste presupuestal que Hacienda considera necesario para el próximo año, el cual asciende a 175.1 mil millones de pesos.

Esa es una expectativa inicial de los ajustes para hacer frente a un entorno de menores ingresos petroleros el próximo año, señaló a MILENIO Luis Madrazo, jefe de la Unidad de Planeación Económica de Hacienda.

En el ramo de educación pública, el recorte de programas asciende a mil 672 millones de pesos, con una reducción de 500 millones a Escuelas de Tiempo Completo, y del mismo orden en subsidios para organismos descentralizados estatales.

Asimismo, se contempla una reducción al programa prioritario de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico de 250 millones, y de igual magnitud para el Fortalecimiento de la Calidad Educativa, mientras que el programa para la Inclusión y la Equidad Educativa se propone un ajuste de 172 millones.

En el ramo de salud se prevé un recorte de mil 243 millones de pesos. Para el programa de Atención a la Salud se propone una reducción de 528 millones de pesos. Le sigue una propuesta de ajuste a Salud Materna, Sexual y Reproductiva de 236 millones, así como en Prevención y Control de Enfermedades por 163 millones.

Según la propuesta de Hacienda, también hay espacio para reducir Prevención y Control de Sobrepeso, Obesidad y Diabetes en 125 millones de pesos, así como Vigilancia Epidemiológica, con 93 millones, Prevención y Atención de VIH/sida y otras ITS en 57 millones, mientras que el programa de Vacunación podría sufrir un recorte de 40 millones.

En el ramo de agricultura, ganadería y pesca se concentra la mayor parte del ajuste propuesto, con 5 mil 337 millones de pesos. El programa de Apoyos a Pequeños Productores sería el más afectado, con una reducción de 2 mil 881 millones, seguido del programa de Productividad Rural, con mil millones.

Para el plan de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria se propuso un recorte de 550 millones de pesos, seguido de Fomento a la Productividad Pesquera y Acuícola, con 450 millones, y la Comercialización y Desarrollo de Mercados, con 300 millones. En tanto, el programa de Fomento a la Agricultura disminuirá en 100 millones.

En el ramo de Hacienda se propone una reducción de 225 millones de pesos al programa de Aseguramiento Agropecuario.

Madrazo aclaró que “el ajuste no es un compromiso sino una expectativa con respecto a los datos al día de hoy, y no se elabora propiamente el presupuesto completo”.

Pero indicó que en este primer “esbozo” del ajuste presupuestal del próximo año en el cual “se presentan algunos programas prioritarios”, que en “caso que las premisas económicas se materialicen vemos espacio para hacer ajustes”. La mayoría de los ramos mantendrá niveles “estables” de gasto.

El recorte deberá ser incluido en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 y aprobado por el Congreso de la Unión para su implementación.

Explicó que los instrumentos de crédito pueden compensar caídas presupuestarias en sectores productivos y rentables, como el propuesto al programa de Apoyo a Pequeños Productores, mientras que en el ramo de Educación Pública se espera que los certificados de infraestructura educativa nacional puedan atraer inversión, y las asociaciones público privadas mitiguen la disminución en el ramo de salud.

Madrazo señaló que Hacienda continuará con el proceso de análisis para realizar más ajustes presupuestales después de la presentación de este primer documento al Congreso, y que los cambios al presupuesto se han realizado gradualmente, desde que inició la caída de los precios del petróleo en 2014, y se han contado con instrumentos como las coberturas petroleras para atenuar su impacto.

Madrazo aclaró que el déficit comenzó a crecer desde la crisis financiera global de 2009, debido a la implementación de medidas contracíclicas —como la expansión del gasto— y en el último año se experimentó el impacto por el aumento del tipo de cambio en la deuda pública.