Hacienda prevé crecimiento de 1% en el tercer trimestre

Aunque la economía aceleró su ritmo, los desastres por las lluvias afectaron el desempeño.
La Secretaría de Hacienda y Crédito Público
La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (Archivo)

México

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público estima que en el tercer trimestre de 2013 el crecimiento del producto interno bruto (PIB) será de 1 por ciento a tasa anual, cifra inferior al 1.5 por ciento registrado en el segundo trimestre del año, de acuerdo con el informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública de la institución.


Con cifras ajustadas por estacionalidad, la secretaría estima que el crecimiento del PIB en el tercer trimestre será de 0.9 por ciento con respecto al trimestre anterior; esta cifra contrasta con la caída de 0.7 por ciento en el segundo trimestre del año.


La dependencia indicó que los principales indicadores macro apuntan a que en el tercer trimestre la economía aceleró su ritmo de crecimiento, con respecto al observado en el trimestre inmediato anterior; sin embargo, los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel afectaron la actividad económica en algunas zonas del país, lo cual originó que Hacienda redujera su estimado de crecimiento económico en 0.1 puntos porcentuales.


Productividad, prioridad


En este contexto, Hacienda mantiene su estimado de crecimiento del PIB para 2013 en una tasa cercana a 1.7 por ciento, mientras que para 2014 la previsión es de 3.9 por ciento, al considerar la aprobación de reformas estructurales, y de 3.5 por ciento sin ellas, así lo indicó Fernando Aportela, subsecretario de la Secretaría de Hacienda.


En la 53 Asamblea General de la Federación Mundial de Bolsas (WFE, por su sigla en inglés), el funcionario indicó que la administración del presidente Enrique Peña Nieto se ha propuesto como una de sus prioridades aumentar la productividad, mediante las reformas estructurales.


En este sentido, Aportela destacó que, referente a la reforma fiscal, después de las discusiones con los legisladores, se aprobó no gravar alimentos y medicinas, pero sí las ganancias en bolsa y los dividendos, de acuerdo con prácticas internacionales; asimismo, se eliminarán algunas partes de los tratamientos preferenciales, lo que generará mayores recursos para el fisco.


El funcionario también resaltó la importancia de la reforma financiera, pues ésta busca que en México se preste más y más barato, y que el crédito alcance a las pequeñas y medianas empresas, pues si bien el sistema financiero mexicano es uno de los más sólidos por su capitalización y bajo riesgo, internacionalmente se encuentra entre los que otorgan menos crédito al sector privado.


Derivado de lo anterior, Aportela destacó que los nuevos programas deben enfocarse en impulsar el empleo formal, es por ello que el gobierno trabaja para crear las condiciones que lleven a ese objetivo.


Al respecto, el funcionario fue cuestionado sobre los mecanismos que permitirán llegar al objetivo deseado, ante lo cual respondió que todos los programas públicos tienen la finalidad de compaginar con la informalidad.


Específicamente, un mecanismo es que los bancos de desarrollo generen productos para el financiamiento a pequeñas compañías, pero el requisito será que pasen al sector formal; es decir, que estén dentro de un programa impositivo, que paguen impuestos.


Claves
Banamex


En los primeros nueve meses del año, Banamex registró una utilidad neta de 15 mil 145 millones de pesos, 10.5 por ciento más con respecto al mismo periodo de 2012.


En su reporte trimestral, el grupo financiero explicó que el resultado es reflejo principalmente de mayores ingresos que fueron generados por volúmenes de negocio más amplios.


En lo que se refiere concretamente al negocio bancario, la ganancia reportada fue de 10 mil 836 millones de pesos, lo que significa que tuvo un aumento de 13 por ciento en comparación con el año previo.