HR Ratings eleva la calidad crediticia de Jalisco

180 millones de pesos en tasas de interés elevadas costó al estado la falta de pago del crédito quirografario para Juegos Panamericanos, informó titular de Sepaf.
Héctor Rafael Pérez Partida, titular de la Secretaría de Administración, Planeación y Finanzas
Héctor Rafael Pérez Partida, titular de la Secretaría de Administración, Planeación y Finanzas (Arturo Álvarez)

Guadalajara

La calificadora HR Rating elevó la calidad crediticia de Jalisco de A- a A con perspectiva estable, con lo que sólo una de las tres empresas que miden la capacidad de pago del estado, Fitch Ratings, mantiene la calificación del estado como alta (A-). El titular de la Secretaría de Administración, Planeación y Finanzas (Sepaf), Héctor Rafael Pérez Partida, destacó que la deuda de Jalisco es manejable y que no hay riesgo de incumplimiento, después de que en diciembre de 2012 se dejara de pagar un crédito quirografario solicitado para gastos de los Juegos Panamericanos, lo que desplomó las calificaciones crediticias de la entidad.

“La calificadora HR Ratings el día de ayer nos acaba de informar que eleva la calidad crediticia del estado de Jalisco un grado más, es decir, pasamos de A- a A con perspectiva estable. De esta manera Jalisco cuenta ya con dos calificaciones a nivel A y una calificación a nivel A-. La razón por la que la calificadora hace este aumento de un nivel es básicamente porque considera que las políticas que ha estado instrumentando el gobierno del estado de Jalisco en materia financiera y presupuestal han sido consistentes y considera que el comportamiento de los ingresos ha sido bastante positivo”, señaló Pérez Partida en conferencia de prensa.

El funcionario agregó que el aumento de calificación ayuda a la confianza de los inversionistas y que es un paso para lograr elevar la nota que aún falta. “Es una buena señal para los inversionistas en el estado y también para el gobierno federal, los gobiernos municipales en el sentido de que el gobierno de Jalisco ha mantenido una línea muy clara en la administración de las finanzas. Pensamos que esto nos ayuda para poder obtener una mejora en la calificación de la única calificadora que aún nos mantiene un nivel debajo de A, estamos un nivel abajo con Fitch”.

Pérez Partida destacó que el estado tardó 18 meses en salir de la crisis crediticia y que costó 180 millones de pesos en intereses a las arcas del gobierno superarla, aunque pudo haber sido más si no se tomaban las previsiones necesarias. “Esa etapa que nos llevó 18 meses ya estamos cerrándola y ya estamos en un punto en donde las calificadoras están señalando que la etapa de diciembre de 2012, que fue muy triste, muy dramática, inesperada para el estado, ya quedó superada. Tuvimos que pagar durante un periodo tasas de interés superiores en algunos créditos, estaremos hablando de alrededor de 180 millones de pesos lo que nos costó ese incumplimiento”.