ENTREVISTA | POR LUIS CARLOS VALDÉS DE LEÓN

Guillermo Prieto Salinas Rector de la UIA Torreón

Con el perfil humanista que caracteriza a la Compañíade Jesús, la Universidad Iberoamericana Torreón considera la importancia de arraigar entre sus egresados un pensamiento empresarial.


“Hay que impulsar el emprendimiento de apoyo social y comunitario”

Guillermo Prieto Salinas, rector de la UIA Torreón.
Guillermo Prieto Salinas, rector de la UIA Torreón. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Con el perfil humanista que caracteriza a la Compañíade Jesús, la Universidad Iberoamericana Torreón considera la importancia de arraigar entre sus egresados un pensamiento empresarial.

A decir de GuillermoPrieto Salinas, rector de la institución, no basta con transmitir el conocimiento, sino que se debe conocer el contexto social para aplicarlo, dejando a un lado la idea del capitalismo puro para dar paso a una cultura del emprendimiento con beneficio a la comunidad con aporte a la sociedad y no sólo apostarle al ganar por ganar.

De 48 años de edad, sacerdo te jesuita nacido en Monterrey, egresó de la carrera de Ingeniería Industrial y cursó algunas clases de Administración a nivel maestría y otra enFilosofía y Ciencias Sociales, sesintió llamado a colaborar con el país desde otra trinchera.

"Se hace una revisión de todos los programas académicos de todas las carreras, se juntan a especialistasde la región, así como maestros y alumnos para ver qué hay que cambiar".

Ha vividoen las Islas Marías, ha trabajado en parroquias con jóvenes, dándole una visión global de la realidad de México y el extranjero, de la snecesidades de la población a nivel social, económico y educativo.

¿Qué análisis se hace de la región y qué pudiera enfocar el trabajode la Ibero?

A mi me toca llegar (en mayo de2015), en una temporada de cambio para la Ibero y la región, despuésde los años de tanta inseguridad y desconfianza en la inversión económica.

Por tal motivo, a partir del año pasado empezamos a ver pequeños empresarios que vuelven a abrir restaurantes, bares, vida nocturna, en un despertar no sólo económico sino social.

Está la región en que hay muchas agrupaciones de personas que sueñan con una Laguna mucho más emprendedora y con másposibilidades.

Nos encontramos con gente de empresas de ONG's que quiere hacer un cambio y que al ver este renacer, hay gente de buen corazón apostándole y la Universidad ha sido parte de esto, como plataforma donde se llegue aconclusión y propuesta de mejora.

Queremos ser un actor junto con otros, de los que transformen la realidad política y económica de la región.

¿Cómo ser ese actor de transformacióncuando se tienen aúncicatrices abiertas?

Hay cicatrices sociales de la ciudad que necesitan revisarse, aquellos que vivieron años tan complicados no pueden hacer como que no ha pasado algo.

Aquí se está aportando con maestrías en Desarrollo Humano, como cualquier institución que vivió los años de tanta inseguridad y violencia, hay muchas heridas.

Creo que la situación ahora es muydiferente, no se ha terminado la inseguridad pero la gente tiene una actitud muy fuerte.

El que muchos alumnos, sus familiaso colaboradores les tocó vivir el miedo, sufrieron secuestros.

Económicamente muchos jóvenes se fueron a estudiar a otros lados, fueron enviados a estudiar fuera, disminuyó el número de alumnado.

Ahora la gente está teniendo otro nivel de confianza. La Universidad se está ocupando para tener una plataforma atractiva para los jóvenes y sus padres.

¿Se hacen diagnósticos a nivel regional para no sólo enfrentar la competencia, sino que la inscripción se incremente ofertando lo que necesita el sector productivo?

Se hace una revisión de todos los programas académicos de todas las carreras, se juntan a especialistasde la región, así como maestros y alumnos para ver qué hay que cambiar.

Es importante ver hacia donde van las tendencias mundiales y qué se puede aplicar a la región, conociendo lo que está pasando en la educación, en el mundo.

De ahí que se intensifican programas de intercambio de alumnos o maestros.