Grupo Posadas usará deuda para crecer

El director general del grupo hotelero, José Carlos Azcárraga Andrade, dijo que con los recursos del bono colocado en los mercados, en junio, mantendrán una estructura financiera sana.  
"La clave está en la capacidad de ofrecer experiencias, además de un servicio de calidad". José Carlos Azcárraga, Director general de Grupo Posadas.
"La clave está en la capacidad de ofrecer experiencias, además de un servicio de calidad". José Carlos Azcárraga, Director general de Grupo Posadas. (Archivo Milenio )

Ciudad de México

La emisión y colocación de un bono por 350 millones de dólares que realizó Grupo Posadas servirá para extender su deuda por siete años más y con ello continuar con su estrategia de crecimiento, aseguró José Carlos Azcárraga Andrade.

El director general del grupo hotelero señaló que dicha colocación con vencimiento en 2022, está en línea con el plan de ejecución para mantener a la compañía en una estructura financiera sana.

Explicó que esa emisión da la oportunidad de planear y estructurar mejor a la compañía y las decisiones para su crecimiento, luego de que 88 por ciento de los tenedores del bono anterior que vencía en 2017 cambió por este nuevo bono.

Adicionalmente, dijo, la compañía utilizará los fondos remanentes de la emisión y colocación de las nuevas notas para el pago del Euro-Papel, con deuda por 50 millones de dólares.

El 30 de junio, en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el grupo hotelero señaló que los fondos recaudados con las nuevas notas se emplearon en un pago parcial de 86.83 por ciento de sus Senior Notes con vencimiento en 2017.

Así, a juicio de la compañía, la transacción supone una extensión significativa del perfil de amortizaciones de su deuda, siendo ésta la emisión de mayor tamaño y menor tasa anual de interés en la historia del Grupo Posadas.

Nuevos proyectos

En cuanto a la firma de un convenio con la desarrolladora Bighorn Capital para introducir a la marca de hoteles Live Aqua en Estados Unidos, destacó que dicha apertura del negocio permitirá que en un futuro otras marcas de la compañía accedan a ese mercado.

El primer complejo de la firma mexicana se ubicará en la ciudad de Chicago y abrirá sus puertas en 2018, mientras que el acuerdo de inversión de parte de la empresa norteamericana será por un monto de 450 millones de dólares para la edificación de cinco complejos en Estados Unidos.

El resto de los complejos se ubicarán en ciudades como Los Ángeles, Miami, Houston y Washington. El modelo de negocio es similar a un contrato de franquicia, donde el grupo hotelero obtendría un porcentaje de las ganancias de la operación de los complejos.