Gruma baja 5% su nivel de deuda al cierre de junio

Los gastos por intereses bajaron en un 25 por ciento debido a los esfuerzos para lograr reducir la deuda por parte de la compañía, señaló Raúl Cavazos, director de finanzas del corporativo.

Monterrey

El incremento del beneficio operativo de 30 por ciento y el alza de 13 por ciento en el EBITDA, así como la venta de Molinera de México fueron factores decisivos que permitieron a Gruma realizar pagos de su deuda de hasta 58 millones de dólares en el segundo trimestre del año, lo que redujo su nivel de apalancamiento total de mil 232 millones de dólares en marzo pasado a mil 174 millones de dólares al cierre de junio, lo que significó una reducción de 5 por ciento.

Durante la conferencia telefónica con analistas, el director de finanzas de Gruma, Raúl Cavazos, confirmó que los gastos por intereses bajaron en un 25 por ciento debido a los esfuerzos para lograr reducir la deuda por parte de la compañía.

La deuda de la empresa en diciembre del año anterior era de mil 272 millones de dólares, posteriormente pasó a mil 232 millones de dólares en marzo. Y al cierre de junio se colocó en mil 174 millones de dólares, lo que significaría una reducción del 8 por ciento en comparación con el cierre del 2013 y del 5 por ciento en relación al trimestre anterior, según lo reportado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) por los directivos.

"Las mejoras en generación de efectivo permitieron a la empresa continuar disminuyendo su deuda", señalaron.

Además, teniendo en cuenta un mejor rendimiento y altas expectativas con respecto a la situación financiera de Gruma, la junta de accionistas de la empresa aprobó un dividendo en efectivo por un monto de 648 millones de pesos, que se estaría pagando el 18 de noviembre de este año, mencionó Raúl Cavazos.

En el segundo trimestre del año, Gruma reportó buenos resultados; además de la reducción de su deuda, obtuvo un crecimiento en su utilidad neta de 328 por ciento con respecto al mismo periodo en el año anterior, sumando mil 102 millones de pesos.

Esto fue posible a diferentes factores como mejoras en el desempeño operacional, las fluctuaciones del tipo de cambio, menores gastos financieros, impuestos más bajos y la línea de operaciones discontinuadas en relación con Molinera de México, se señaló durante la conferencia.

Y es que de acuerdo a lo anunciado por Gruma en meses pasados, se habría llegado a un acuerdo para la venta de sus operaciones de harina de trigo en México, lo que significa que Molinera de México ya está contabilizada como una operación descontinuada por parte de la empresa, tal como aparece en el reporte entregado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Asimismo, los impuestos a la utilidad fueron de 219 millones de pesos en comparación con 432 millones de pesos y la tasa efectiva de impuestos fue de 18.8 por ciento, lo que reflejaría "los beneficios de créditos fiscales 'extraordinarios' de años anteriores como resultado de cambios en las regulaciones fiscales mexicanas, así como la estructura de pago de regalías implementada desde el último trimestre del 2013".

Por su parte, se explicó que las ventas netas de la firma tuvieron una disminución de 1 por ciento- es decir, 7 mil 199 millones de dólares - debido al menor volumen de ventas y a las reducciones de precio en el negocio de harina de maíz por los menores costos del producto en México, sin embargo esto fue contrarrestado por el incremento de ventas del producto en Estados Unidos y por las operaciones en Europa.

"La mejora del negocio en Estados Unidos fue resultado de la continua racionalización de presentaciones de productos combinada con una mejora en la mezcla de ventas por el enfoque hacia productos de mayor margen como tortillas de trigo y tortillas de maíz en presentaciones pequeñas y menores costos de materias primas, aunque los costos se mantuvieron.

"En Europa hubo reducción de costos de materia prima y empaque mientras que los precios de venta se mantuvieron", señalaron.