Grandes compañías apuestan a producir con electricidad "verde"

Esos grupos modifican la forma de comprar energía y ayudan a los generadores a construir más proyectos que de otra forma sería difícil.
La inversión en energía renovable ayuda a cumplir con un compromiso público y ofrece ahorros, según GM.
La inversión en energía renovable ayuda a cumplir con un compromiso público y ofrece ahorros, según GM. (Especial)

Cuando General Motors compra electricidad para la planta de Texas que fabrica cientos de camionetas y camiones Chevrolet y Cadillac diarios, normalmente hace un acuerdo con la compañía eléctrica local que dura máximo un par de años.

Pero hace cinco meses, la automotriz estadunidense hizo algo muy distinto, firmó un acuerdo por 14 años con una compañía de parques eólicos, EDP Renewables North America, para comprar electricidad suficiente para fabricar más de la mitad de los camiones que produce.

El acuerdo hace que GM entre a un grupo de rápido crecimiento de grandes empresas estadunidenses que compran electricidad ecológica para reducir sus emisiones de dióxido de carbono y, potencialmente, ahorrar en las cuentas de electricidad.

Al hacerlo, esos grupos modifican la forma de comprar la energía renovable y ayudan a los generadores de energía verde a construir más proyectos de los que de otra forma podrían hacer.

Sin embargo, para algunas empresas todavía es difícil hacer acuerdos para invertir en energía renovable, y ayer se puso en marcha una iniciativa que cuenta con el apoyo de 60 empresas, entre ellas Facebook y Microsoft, para hacer que esto sea más fácil.

Las compañías de tecnología de Silicon Valley, lideradas por Google, fueron las primeras en Estados Unidos en invertir en la energía ecológica de una manera significativa, pero la tendencia se extendió a algunos de los mayores fabricantes y cadenas minoristas de EU, entre ellas GM, Lockheed Martin, Amazon y Walmart.

En total, 24 grandes empresas de Estados Unidos compraron 3.6 gigavatios de energía en 2015 y el primer trimestre de este año, una cantidad tres veces mayor a la que adquirieron los siete grupos en 2014, de acuerdo con Rocky Mountain Institute, una organización estadunidense sin fines de lucro que intenta acelerar los acuerdos de energía renovable.

“El crecimiento fue espectacular y tomó a todo mundo por sorpresa”, dice Hervé Touati, director general del Rocky Mountain Institute. “Nadie lo esperaba”.

Los acuerdos a largo plazo a los que llegan para la compra de electricidad con los parques eólicos y de energía solar son importantes para los generadores de energía renovable que intentan construir nuevos proyectos.

Al garantizar ingresos futuros, los acuerdos con grandes compañías fortalecen los esfuerzos de los generadores para convencer a los bancos y a los inversionistas para financiar proyectos que quizá de otra forma no saldrían de la mesa de proyectos.

Los desarrolladores de parques eólicos y solares normalmente venden la mayor parte de su electricidad a grandes empresas de servicios públicos de propiedad privada o estatal, que a su vez la revenden a sus clientes.

Pero esto empieza a cambiar. Junto con las universidades y ciudades, las grandes empresas de EU hicieron que muchos de esos acuerdos de energía a largo plazo con los generadores de energía renovable en 2015 superaran por primera vez el número en el que participan los servicios públicos.

De acuerdo con la Asociación Estadunidense de Energía Eólica, la nueva clase de compradores representó 52 por ciento de la capacidad de generación de energía eólica que se vendió el año pasado mediante acuerdos de compra, en comparación con 23 por ciento en 2014 y
5 por ciento en 2013.

Las empresas que llegan a acuerdos de compra a largo plazo con los parques eólicos y solares normalmente no usan la energía que viene directamente de estos generadores. La electricidad normalmente entra a la red, que ofrece energía a los hogares y negocios, entre los que se encuentra la empresa que tienen acuerdos con los generadores de energía renovable.

Para GM hay dos razones para realizar este acuerdo de energía eólica en Texas, que se dio después de uno similar en México el año pasado. Ayuda a la compañía a cumplir con un compromiso público para aumentar el uso de energía renovable, pero también le ofrece considerables ahorros, de acuerdo con Rob Threlkeld, gerente global de energía renovable de la compañía.

“Lo bueno de la energía eólica, solar y renovables en general es que no tienen un componente de combustible fósil”, dice.

Eso significa que GM pudo fijar un precio fijo para su electricidad, con la certeza de que no le afectará un incremento futuro en el precio del combustible como el gas.

“Para los acuerdos de compra de energía eólica buscamos ahorrar 2 millones de dólares al año en promedio durante la duración del contrato”, dice Threlkeld.

Lockheed dice que la decisión en febrero de firmar un acuerdo a 17 años para comprar la energía solar a Duke Energy Renewables en EU fue en parte por el impulso del compromiso del grupo para disminuir los gases de efecto invernadero.

Pero el grupo aeroespacial y de defensa también busca tener un beneficio financiero por la reducción de los precios de la energía renovable, dice Stallar, gerente senior de administración ambiental.

“Históricamente, las energías renovables no eran económicamente posibles, pero nos dimos cuenta de que los precios bajaban, tanto en la energía eólica como en la solar”, dice.

Lo que no queda claro es si las compañías seguirán con el nivel actual de acuerdos.

Los números saltaron en 2015, ya que los legisladores analizaban si debían extender o no importantes créditos fiscales federales de Estados Unidos para los inversores en energía solar y eólica.

Los créditos fiscales se renovaron en diciembre, pero se van a eliminar gradualmente, lo que ejerce presión a los generadores de energía limpia para mantenerse con la reducción de los costos de producción.

En Rocky Mountain Institute, Touati espera que esto ocurra. “El costo de la producción de electricidad cayó 61 por ciento para la generación eólica y 83 por ciento para la solar en los últimos seis años, y ahora se trabaja en más mejoras”, dice.

Además, dice, los precios del gas natural en EU que se encuentran en mínimos históricos pueden subir, lo que hace que la compra que hacen las empresas de energía eólica y solar sea más atractiva en muchos mercados. 

60

Firmas que apoyan la iniciativa de producir con energías renovables, entre ellas Facebook y Microsoft.

61%

Reducción de los costos de producción de electricidad por generación eólica en los últimos seis años.

83%

Baja del precio por producir electricidad a partir de la energía solar en los seis años anteriores.