Google reagrupa unidades europeas por competencia

La decisión responde a regulaciones más rigurosas, pero también al entorno empresarial y a su mala imagen en varias naciones.
Oficinas de la firma en Estados Unidos.
Oficinas de la firma en Estados Unidos. (Shutterstock)

Londres

El gigante de búsquedas es un punto focal de la reacción sobre la vigilancia y la evasión de impuestos.

Google transforma su negocio en Europa para enfrentar los retos de un panorama regulador más combativo, en el que los políticos y los rivales comerciales presionan para frenar su poder.

Después de un año de contratiempos en Bruselas, Berlín y otras partes, la empresa estadunidense de internet unifica sus dos divisiones europeas, a las anteriormente separó en diferentes grupos geográficos.

Matt Brittin, quien antes dirigió la división de Google en el norte y oeste de Europa, encabezará el nuevo y único negocio continental y los líderes de cada país se reportarán con él.

El replanteamiento refleja la creciente preocupación en Google sobre el entorno empresarial y su imagen en varios países europeos, donde los problemas locales se convirtieron rápidamente en asuntos de toda la compañía.

Las actividades de Google son el punto focal de la reacción en Europa contra los grupos de Silicon Valley que se desencadenó por las preocupaciones por la vigilancia de Estados Unidos en internet, la evasión fiscal y el dominio comercial.

Una de las amenazas llega desde Bruselas, donde la Comisión Europea reabrió una investigación antimonopolio sobre el motor de búsqueda de Google, una acción que puede enredar al grupo en procedimientos legales durante años.

La compañía también se enfrenta a la presión legal y gubernamental sobre sus actividades en varios países, que incluyen a Reino Unido, Alemania, Francia, España y Rusia.

Brittin dijo que la estructura de una sola unidad le permitirá a la empresa responder de mejor manera a las condiciones y oportunidades locales.

Google, cuya sede en Europa se encuentra en Dublín, también anunciará iniciativas que tienen como objetivo ganarse a los escépticos en Europa.

En un discurso que dará el día de hoy en Bruselas, Brittin dirá que Google se compromete a entrenar a un millón de europeos con “habilidades digitales” durante los próximos dos años.

También anunciará el apoyo de Google a los planes para crear “un mercado único digital”, una propuesta clave del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Brittin dijo que los cambios también se dan como respuesta a las presiones de la competencia, particularmente de sus rivales en Silicon Valley, que obligan a responder más rápidamente a las tendencias locales.

“El otro día hablé con los anunciantes; muchos obtienen la mayor parte de su tráfico de Facebook o Twitter, no de Google”, dijo a Financial Times. “Estamos en un mundo donde las dinámicas y la competencia se aceleran”.

Google tiene 53,600 empleados de tiempo completo a nivel internacional, de los cuales 9,000 trabajan en Europa.

La empresa tiene 48 oficinas en 25 países del continente, y dice que realizó inversiones de capital por 4 mil millones de euros en Europa en los últimos cuatro años.