Goldman quiso robarse de UBS a operador fraudulento

La financiera con sede en Nueva York le ofreció en 2008 un jugoso contrato luego de que el corredor obtuvo ganancias para el banco suizo alterando las tasas de referencia del yen.
Sede de la financiera suiza en Zúrich
Sede de la financiera suiza en Zúrich (Arnd Wiegmann/Reuters)

Goldman Sachs (GS) intentó atraer a Tom Hayes para que saliera de el banco suizo UBS en 2008, así lo dejó ver el juicio que se realiza a este operador por la acusación de manipular las tasas del Libor (London Interbank Offered Rate), una tasa de referencia diaria que se basa en las tasas de interés a las que los bancos ofrecen fondos no asegurados a otros bancos en el mercado interbancario, GS, con sede en Nueva York, ofreció a Hayes, entonces una estrella de las operaciones de derivados con denominación en yenes en Tokio, una garantía de 3 millones de dólares y un papel más amplio. UBS realizó una contraoferta por una cantidad ligeramente inferior y permaneció en espera, ya que en ese 2008, el banco suizo obtuvo gracias a Hayes cerca de 89 millones de dólares en ingresos, se dijo ayer en la audiencia en el tribunal.

La trayectoria de Hayes, de 35 años, surgió en Southwark Crown Court en Londres donde se le acusó de manipular las tasas interbancarias ligadas al yen japonés durante cuatro años.

Hayes salió de UBS a finales de 2009 al recibir una oferta mayor en Citigroup, pero lo despidieron cuando se descubrió su método para realizar las operaciones, dijo el fiscal Mukul Chawla, al jurado.

Ayer se mostró al tribunal la carta de UBS donde acuerda aumentar el sueldo de Hayes con tal de que se quedara en la compañía.

Hayes es el primer operador que va a juicio por la acusación de manipulación de tasas. La Oficina de Fraudes Graves del Reino Unido alega que en 2006 empezó el esquema en UBS y obligó a otros a que lo ayudaran, por lo tanto actuó como el "cabecilla" de una conspiración con otros 25 operadores y corredores para manipular las presentaciones diarias y ayudarlo a obtener beneficios en sus propias operaciones.

Uno de sus presuntos cómplices, Mirhat Alykulov, entró a UBS como operador en abril de 2006 y en el verano de 2007, se convirtió en operador en entrenamiento bajo el mando de Hayes en Tokio. Ya en 2008, Alykulov le solicitó a un corredor de otra compañía y a Rolf Keise, encargado de fijar las tasas en UBS, mover las presentaciones para Hayes.

"hola. más bajo 3m y 1m. más alto 6m. por favor" (1m, 3m y 6m se refieren a las tasas del Libor a 1, 3 y 6 meses), escribió Alykulov al corredor, de quien no se dio a conocer su nombre por razones legales.

"haré todo lo posible, por supuesto", respondió el corredor. "Estamos desesperados por libors más bajos esta noche, ¿puedes bajarlos más?", escribió Alykulov al operador de UBS.

Hayes también intentó hacer que su medio hermano, Peter O'Leary de HSBC, convenciera al encargado de establecer las tasas de su banco y responsable de las Libor con denominación en yenes, de manipularlos en la dirección que solicitó Hayes.

El caso continúa.