General Motors revisará 200 mil vehículos en México

Los modelos Chevrolet Malibu, Pontiac G6, Chevrolet Maxx, Chevrolet HHR, Chevrolet Cobalt, Saturn Aura y Saturn Ion, y pueden perder la dirección asistida y colocarse en modo manual.
General Motors,Ramos Arizpe,Coahuila,producción de autos.
GM propone sustituir las piezas defectuosas gratuitamente o reembolsar a los clientes que ya lo hicieron (Aldo Cháirez)

Nueva York

El fabricante estadounidense de autos General Motors anunció este lunes que llamará a revisión a 1.5 millones de vehículos adicionales en Estados Unidos y 200 mil en Canadá y México por un problema de la dirección asistida.

Tres días después de llamar a revisión 1.6 millones de vehículos, el fabricante anunció que los modelos concernidos son esta vez Chevrolet Malibu (2004-2009), Chevrolet Maxx (2004-2006), Chevrolet HHR (2009-2010), Chevrolet Cobalt (2010), Saturn Aura (2008-2009), Saturn Ion (2004-2007) y Pontiac G6 (2005, 2006 y 2008-09).

El mayor fabricante de autos del país indicó que no sabe si hubo accidentes con vehículos de estos modelos, que súbitamente pueden perder la dirección asistida y colocarse en modo manual.

Cuando esto ocurre, el conductor recibe un aviso, pero se necesita mucha atención del chofer cuando el vehículo viaja a baja velocidad, precisa el comunicado.

Además de 1.3 millones de vehículos en Estados Unidos, se suman 200 mil coches en Canadá y México, dijo un vocero de la firma.

Todavía lejos de Toyota

Como ocurrió con otros llamados a revisión, GM propone sustituir piezas defectuosas en forma gratuita o de reembolsar a los clientes que hayan procedido ellos mimos a realizar los cambios.

"Inspeccionamos cada vehículo que podría tener un problema y vamos a hacer lo que sea necesario", prometió Jeff Boyer, encargado de seguridad de GM, que dará cuentas directamente a la directora general, Mary Barra.

Desde mediados de febrero, GM llamó a revisión más de seis millones de vehículos, principalmente en América del Norte por diferentes defectos mecánicos.

En Estados Unidos, GM llamó a revisión más vehículos que su rival Toyota en 2009-2010 por problemas de acelerador que se bloqueaba.

Pero el primer fabricante automotor estadounidense sigue detrás de los 12 millones de vehículos que Toyota llamó a revisión en una crisis que afectó la imagen fiable de este fabricante mundial. Fueron necesarios cuatros años para que terminara con esos problemas en Estados Unidos.

El grupo incluirá una pérdida total de 750 millones de dólares en los resultados del primer trimestre por estos casos, indicó la firma.