GM produce 22 mil 876 vehículos al mes en Coahuila

Cuatro mil 100 personas laboran en 2 turnos. Desde operarios, técnicos hasta profesionistas muestran el alto nivel de calidad con que se da forma a los autos que integran el mercado internacional.

Ramos Arizpe, Coahuila

El Complejo Automotriz de General Motors (GM) ubicado en el municipio de Ramos Arizpe, Coahuila, produce mensualmente, hasta 22 mil 876 vehículos. La dirección general está a cargo de Héctor De Hoyos.

En un recorrido en la planta de Ensamble guiado por Gerardo Cárdenas, encargado de Planeación y Comunicación, manos coahuilenses desde operarios, técnicos hasta profesionistas, mostraron el alto nivel de calidad con que se da forma a los vehículos que integran el mercado automotriz nacional e internacional, de las diferentes marcas.

Luego de pasar los filtros de seguridad hasta llegar al lobby del edificio de la planta de Ensamble, se conduce a través de un largo pasillo que al final, abre paso a casi dos horas de recorrido, donde se descubrió un mundo de tecnología, innovación, coordinación y trabajo en equipo.

Marcas como Captiva y Sonic de Chevrolet, así como la camioneta SRX de la Cadillac, cobran forma en este sitio, llegándose a producir hasta 817 vehículos al día.

Situado hacia la salida a la ciudad de Monterrey, da empleo a 4 mil 100 trabajadores que laboran en dos turnos. En total mide 185 mil 806 metros cuadrados.

Captiva y Sonic de Chevrolet, así como la camioneta SRX de la Cadillac, aquí cobran forma.

Entrar en la gran nave que integra sólo esta planta, supera cualquier expectativa. Las líneas de producción no se detienen, enormes rieles colocados en fuertes estructuras en el techo transportan el peso de las carrocerías de los vehículos en potencia luego que salieron por un túnel de la planta de pintura.

Uno tras otro, a un ritmo ya marcado van avanzando y haciendo pausas necesarias que aprovechan los operarios totalmente coordinados.

Allí hay dos procesos de manufactura que se realizan en varias etapas: El de ensamble de vestiduras, que consiste en la colocación de todos los arneses eléctricos, los aislantes, las molduras, los antiruidos, alguna parte de vidrios, las lámparas, es decir, todo aquello con el que el cliente tiene contacto en el vehículo, se ensambla en esta etapa.

Luego se manda el vehículo a la siguiente que es la de Chasís, donde se ensambla el motor, la trasmisión, suspensión, sistema de escape, terminando luego de hacer el ajuste final del vehículo.

Cuatro mil 100 personas laboran en 2 turnos.

En ambos la tecnología forma parte del trabajo que se desarrolla, apoyándose con sistemas robotizados previamente programados, el humano en coordinación con la tecnología.

En la parte de casamiento motor-trasmisión es donde la unidad de power-train, que es el motor y la trasmisión son unidos al vehículo. En el mismo paso se ensambla la suspensión y el sistema de escape en una sola estación de trabajo. Todas las líneas corren al mismo ritmo, los trabajadores deben asegurarse que quede acoplado el sistema de propulsión.

Por hora, son 43 los vehículos que pasan por estos procesos en dos turnos de producción que comienza a las seis de la mañana y termina a la una y media de la mañana del día siguiente. Cada turno trabaja alrededor de ocho horas y media, para sumar en total 19 horas de producción al día aproximadamente.

Contabilizando la producción diaria suman 817 vehículos que en siete días registra a la semana de 5 mil 719, al mes 22 mil 876 y al año en 274 mil 512.

Tan sólo en la planta de Ensamble laboran mil 800 personas aproximadamente, entre hombres y mujeres.

Tras la etapa de Chasis y con el vehículo totalmente terminado y en operación, choferes especiales condcen los distintos modelos a los últimos tres procesos de inspección:

Uno meramente cosmético, otro es una prueba dinámica, en donde se le exige al vehículo mostrar su aceleración, su capacidad de frenado, estabilidad y la tercera prueba de funcionalidad eléctrica y de apariencia nuevamente.

Las últimas tres etapas consisten en el aseguramiento de la calidad del producto antes de que llegue con el cliente.

En la planta de Ensamble laboran mil 800 personas aproximadamente, entre hombres y mujeres.

Los también llamados “miembros de equipo de trabajo”, están capacitados a través de un proceso que le llaman Sistema Global de Manufactura, con el que se asegura que se cubra las habilidades del entrenamiento, los valores y la cultura necesaria para trabajar en hacer uno de los mejores vehículos del mundo.

El personal sindicalizado tiene como estudios mínimos secundaria y pasa por un proceso de certificación y entrenamiento de varias semanas, dependiendo de la posición que ocupe.

Supervisores e ingenieros que también trabajan directamente con las líneas de producción, en la parte de la supervisión y administración de operación y proceso de manufactura, junto con las áreas de soporte, la cadena de suministros.