Gasolinazos cada vez frenan más venta del producto

Prevén consecuencias por la reforma energética y proliferación de puntos de venta

Puebla

A consecuencia de los "gasolinazos", automovilistas en el estado de Puebla redujeron el consumo de combustible en estaciones de servicio, "si antes cargaban 100 pesos, ahorita consumen unos 50 pesos al día en promedio", comentó el presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), sección Puebla Adalberto Baigts Montaño.

Pronosticó que el 2014 será un año "difícil" en materia económica tanto para los empresarios ante la baja en el consumo, la proliferación de estaciones de servicio en la capital poblana y la reforma energética, así como para la sociedad en general por la entrada en vigor de los nuevos impuestos.

"Será un año difícil no sólo en el gremio, los aumentos de precios pegaron al bolsillo del consumidor quien es el que compra el combustible. Ya no se consume lo mismo, el cliente ya no compra el mismo volumen de gasolina por los ajustes mensuales".

Cabe comentar que al primer minuto del 2014, se aplicó un incremento de 19 centavos al litro de gasolina Magna que llegó a los 12.32 pesos; un ajuste de 21 centavos a la Premium que alcanzó los 12.90 pesos, mientras que el diesel subió 24 centavos para un costo total de 12.73 pesos como parte del aumento mensual y el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a los combustibles fósiles.

Si bien el año pasado no se reportaron cierres de gasolineras en el estado, se observó un incremento en la apertura de estaciones con 36 aproximadamente sólo en la capital, en tanto se detuvieron algunas construcciones por inconformidad entre vecinos o falta de permisos.

Abundó que en el transcurso del 2013, los agremiados a la Onexpo realizaron inversiones para modernizar sus dispensarios ante las disposiciones de la Secretaría de Economía, situación que afectó sus ingresos. "Nos impusieron la compra de dispensarios nuevos, por lo menos el 95 por ciento ya está actualizado".

Comentó que existe "preocupación" en el gremio sobre los efectos de la reforma energética, ya que se desconocen las reglas secundarias y la operación de las franquicias.

"Si llega la inversión privada no sabemos cómo va a operar, se ha visto en otros países la automatización de las gasolineras con modelos europeo o el gringo en los que no cuentan con oficiales despachadores, y esto podría derivar en pérdida de empleos", estimó.