Gas barato pone en jaque las energías renovables en EU

Se espera que las nuevas instalaciones solares fotovoltaicas caigan 46 por ciento.
Paneles solares.
Los paneles solares. (Regis Duvignau/Reuters)

Nueva York

Las industrias de energía solar y eólica de Estados Unidos enfrentarán una caída en la inversión en 2017, después de que expiren los créditos fiscales, advirtió su organismo comercial, mientras insta a los políticos a un mayor apoyo financiero.

La caída de los costos de la energía solar y eólica las hacen cada vez más competitivas frente a los combustibles fósiles, pero el Consejo Americano de Energía Renovable sostiene que la caída en el precio del gas natural, a causa del auge del esquisto estadunidense, significa que todavía necesitarán exenciones fiscales adicionales.

La inversión tanto en la energía solar como en la eólica se mantiene en crecimiento, y se espera que siga en aumento en el próximo año, pero se prepara para caer en 2017, de acuerdo con los pronósticos de Bloomberg New Energy Finance.

El crédito fiscal para la energía eólica terminó a finales de 2014, pero el impacto se retrasó debido a que los proyectos que iniciaron su construcción en la fecha límite se mantienen elegibles. Se espera que las instalaciones de nueva capacidad eólica caigan 73 por ciento, de 8.4 gigavatios (gw) en 2016 a 2.3 gw el año siguiente.

Con la reducción en el crédito para la energía solar prevista para finales de 2016 se espera que las nuevas instalaciones solares fotovoltaicas caigan 46 por ciento, de 10.8 gw en 2016 a 5.8 gw, en 2017.

Dan Reicher, presidente interino de Acore, dijo que a pesar de que los costos de la energía renovable siguen en caída, se enfrentan a la competencia de la generación de gas inesperadamente barato.

Los precios del gas natural en EU cayeron de más de 12 dólares por millón de unidades térmicas británicas (MBTU, por su sigla en inglés) en 2008 a menos de 2.80 dólares en la actualidad, y los mercados de futuros colocan el precio a menos de 4.50 dólares por MBTU tan lejos como 2025.

“Llegará un momento en que la industria todavía necesitará menos apoyo, pero no creo que estemos allí todavía”, dijo Reicher.

En la energía solar se espera que la caída de la inversión sea más fuerte en los proyectos más grandes a escala de servicio público, una industria donde NRG Energy y Berkshire Hathaway, de Warren Buffett, se encuentran entre los productores más grandes.

Ethan Zindler, de BNEF, dijo que la energía solar a escala de servicio público puede competir en algunas partes de EU, incluso con un menor crédito fiscal, pero estas “sin duda serán la excepción y no la regla”.

Las nuevas inversiones en energía solar a pequeña escala para los hogares y los negocios, un mercado donde las pioneras son empresas como SolarCity, de Elon Musk, y Vivint Solar, les irá mejor, aunque su crecimiento se desacelerará drásticamente, de acuerdo con BNEF.