Ganan impulso propuestas para exportar petróleo de EU

El acuerdo nuclear con Irán y la imparable caída en los precios aumenta la presión para relajar las añejas restricciones de Washigton.
Los campos de extracción en Texas.
Los campos de extracción en Texas. (Shutterstock)

Washington y Londres

Un empuje para liberalizar las exportaciones estadunidenses de petróleo gana impulso en Washington a medida que el acuerdo nuclear entre Estados Unidos e Irán y una renovada caída en los precios del crudo aumenta la presión para que se relajen las restricciones con décadas en vigor.

Los republicanos que quieren retirar los límites a las exportaciones de crudo estadunidense están en desacuerdo desde hace mucho con los principales demócratas que apoyan los controles, pero las posibilidades de que se reduzcan aumentan en medio de las señales de un cambio de políticas.

Dos importantes senadores demócratas por primera vez dieron señales de su disposición a considerar relajar las limitaciones, que datan desde la escasez de energía en la década de los 70, y que algunos consideran anticuadas en medio del exceso de producción del petróleo de esquisto.

Con el respaldo de la industria petrolera estadunidense, que está desesperada por nuevos mercados mientras lucha con los precios del petróleo por debajo de 40 dólares por barril, los republicanos quieren hacer de las exportaciones petroleras el tema político central de la revolución del esquisto.

Intentan utilizar el acuerdo nuclear de EU con Irán para reforzar su caso, argumentan que es un error levantar las sanciones y permitir que ese país exporte más crudo sin permitir que los productores estadunidenses hagan lo mismo.

Harry Reid, quien es el líder demócrata del Senado, y todavía tiene que tomar una posición pública sobre el acuerdo de Irán, dijo a Politico la semana pasada que los legisladores "tienen que llegar a algún tipo de acuerdo" sobre las exportaciones petroleras.

38. Precio en dólares que alcanzó ayer el barril de West Texas Intermediate, de referencia en Estados Unidos; hace un año era de 95.3 dpb.


Reid, un defensor de la energía renovable, dijo: "Debemos sentarnos y trabajar con los que se centran en la exportación (de petróleo) y con los que se centran en la no exportación, y llegar a un acuerdo".

Los demócratas apoyan la prohibición por una serie de razones, que van desde el deseo para garantizar la seguridad energética, las materias primas para las refinerías de EU y la gasolina barata, hasta las preocupaciones de que la exportaciones pueden llevar a una mayor actividad de perforación y aumenten las emisiones de gas de efecto invernadero.

Jack Gerard, presidente del Instituto Americano del Petróleo, un grupo de comercio petrolero, está ansioso por ver que se retiren los controles, dijo: "Creo que lo que (el senador Reid) señala es un reconocimiento de que es probable que pronto se levante la prohibición. Por lo tanto, ¿cómo pueden ganar ellos con este proceso? Veo eso como una señal clara de que están listos para jugar".

Pero Rachel Pierson, analista de Beacon Policy Advisors, un grupo independiente de investigación, dijo: "Todavía tendría cuidado de pensar que va a haber un importante cambio de políticas en el corto plazo".

El segundo legislador demócrata que tomó una nueva posición es Bob Menendez, un alto miembro del comité de relaciones exteriores del Senado, que viene de Nueva Jersey, un estado con refinerías de petróleo, y que anteriormente apoyó los controles de exportación.

En un discurso la semana pasada donde se opuso al acuerdo nuclear con Irán, dijo que EU debe "considerar dar licencias a la exportación estratégica del petróleo estadunidense para países aliados que sufren con el suministro, debido a que el petróleo iraní sigue fuera del mercado".

Sin embargo, los analistas dicen que no hay evidencia de que existe una crisis de suministro global con el índice de referencia internacional Brent por debajo de 44.20 dólares el barril en las primeras operaciones del lunes, su nivel más bajo desde marzo de 2009.

Cuando los legisladores regresen del receso de agosto probablemente voten sobre un proyecto de ley para derogar los límites de las exportaciones de EU. John Boehner, el presidente de la Cámara de Representantes, apoyó esa medida.

La Casa Blanca no ofreció ningún respaldo para algún tipo de derogación, y el presidente Barack Obama puede bloquear cualquier legislación que carezca de una mayoría de dos terceras partes a prueba de veto.

Estados Unidos produce más de 9 millones de barriles de petróleo al día y, de acuerdo con estimaciones que citó Gerard, si se eliminan los controles de las exportaciones se puede alentar a que produzca diario otros 500 mil barriles más.

9,000. Barriles de crudo al día que produce Estados Unidos; según previsiones de los analistas, al eliminar los controles puede extraer 500 mil barriles más.


Si se levantan las sanciones sobre Irán se espera que las exportaciones aumenten entre 500 mil y 800 mil barriles diarios en un año, de su actual nivel de un millón 400 mil barriles al día.

"Lo que el acuerdo de Irán hizo es permitirnos marcar un fuerte contraste en las políticas públicas", dijo Gerard. "No puedo imaginar que algún funcionario público pueda votar por las exportaciones de Irán y que con eso le dé una ventaja sobre las exportaciones de EU".

Ernest Moniz, secretario de energía de EU, el mes pasado menospreció los esfuerzos para relacionar el acuerdo de Irán con el petróleo estadunidense, y señaló que Irán ya es un exportador petrolero neto, mientras que EU se mantiene como un importador de 7 millones de barriles de crudo al día.

El Partido Demócrata no experimenta una ola de cambio. Una portavoz de la importante senadora demócrata Maria Cantwell dijo que todavía le preocupa que las exportaciones puedan aumentar los precios domésticos de combustible.

En Oil Change International, un grupo sin fines de lucro que busca combatir el cambio climático mediante la reducción del uso del petróleo, David Turnbull, director de campaña, dijo que el cambio en el debate de la exportación de EU es lamentable. "Obviamente quedó atrapado en algunas políticas en torno al acuerdo de Irán y eso es lamentable".

La semana pasada, el Center For American Progress, un grupo de expertos con inclinación a la izquierda y que es cercano a la Casa Blanca, advirtió que el impacto de las exportaciones de EU sobre la economía, la seguridad nacional y el medio ambiente "no está ni bien documentado ni está bien entendido".

Gerard reconoció que la presión de precios es una razón por la que los productores estadunidenses quieren nuevos compradores.

Pero los analistas señalan que el precio de venta de petróleo estadunidense más probable en el mercado global —Louisiana Light Sweet Crude— es ahora más alto que el índice de referencia internacional Brent, lo que significa que los productores estadunidenses tienen poco incentivo para exportar incluso si se derogan todos los controles.

Información adicional de Gregory Meyer y Ed Crooks en Nueva York.