Cambios en líneas de producción provocan despidos

Norma González, titular de la Secretaría del Trabajo en Coahuila, informó que los 200 trabajadores que perdieron su trabajo en GM encontraron un nuevo empleo casi enseguida.
Los trabajadores despedidos fueron contratados para apoyar la producción del nuevo Cadillac.
Los trabajadores despedidos fueron contratados para apoyar la producción del nuevo Cadillac. (GM México)

Torreón, Coahuila

Los paros técnicos en plantas automotrices así como el recorte de personal en firmas como General Motors, se deben a cambios en las líneas de producción, y no a inestabilidad laboral.

"Al terminar con los pedidos, esas personas salen de la empresa, pero de inmediato vuelven a ser contratadas por parte de otras compañías".

De acuerdo a Norma González, titular de la Secretaría del Trabajo en Coahuila, reconoció que si bien ha habido despidos, se han dado por reajustes en las lineas de producción de las empresas automotrices.

"Se despidieron a 200 trabajadores que contrataron en diciembre para la fabricación del Cadillac. GM tuvo muchos pedidos de Cadillac para finales del año y tuvo que contratar a más personal".

Dijo que los paros técnicos se dan por los cambios de modelos, que obligan a reacomodar la línea de producción para hacerle frente al nuevo modelo de auto que se vaya a fabricar. "En Saltillo se deja de producir el Cadillac pero ahora se fabricará el Cruze".

Cabe recordar que la firma General Motors anunció durante el primer trimestre del 2015 una inversión de 350 millones de dólares a aplicarse en la planta de General Motors en Ramos Arizpe, para la fabricación del modelo Chevrolet Cruze.

De acuerdo con la firma, el modelo que se fabricará en el complejo tiene más de 3.4 millones de unidades vendidas en más de 100 países.

El 87% de los vehículos producidos por la firma General Motors en la región Sureste de Coahuila, se destina al mercado internacional a países como Estados Unidos, Canadá, Rusia, Arabia Saudita, Paraguay, Argentina, Brasil, Corea, Japón, entre otros.

"A Coahuila le va a ir bien, pero no se está ajeno a lo que pasa en todo el mundo. Si México crece al 2%, la entidad lo hará al 4%".

"Inhibir niveles de corrupción, hacer que las regiones tengan esa paz laboral, se tenga armonía entre el capital y el trabajador".

"Es un trabajo de equipo pero no podemos bajar la guardia, la idea es que se crezca, haya empleo para que a sus ciudadanos vivan cada día mejor. No hay que echar las campanas al vuelo", afirmó.

En cuanto a los retos que aún habrá que enfrentar, dijo que es necesario que las audiencias sean cada vez más rápidas, eliminar el "coyotaje" que aún existe en algunas lados.

"Una política pública que no se ve reflejada en el bolsillo de sus ciudadanos, es una política pública fallida, todo debe ir encaminado a mejores ingresos para sus ciudadanos", finalizó.