GM espera crecimiento de 10% en ventas en 2015

Para la armadora estadunidense, el aumento en la demanda interna del sector automotriz y el mayor control de las autoridades para evitar la entrada de autos usados provenientes de Estados Unidos ...
El director general de la firma estadunidense durante el anuncio de inversión con el Presidente.
El director general de la firma estadunidense durante el anuncio de inversión con el Presidente. (Octavio Hoyos)

México

Debido al incremento de la demanda interna en la industria automotriz y a un mayor control de las autoridades en la internación de automóviles usados provenientes de Estados Unidos, General Motors de México, Centroamérica y el Caribe espera elevar 10 por ciento las ventas en 2015, afirmó Ernesto Hernández, presidente y director general de la armadora.

“Yo creo que este año pinta para un crecimiento importante; nosotros esperamos replicar la expansión que va a tener la industria en general”, explicó en entrevista con MILENIO en el contexto del Auto Show Internacional de Nueva York 2015, que se realizó del 3 al 12 de abril.

¿Cuáles segmentos impulsarán el crecimiento esperado?

En el caso de pasajeros siempre va a estar impulsado por el segmento de compactos hacia abajo; en vehículos de trabajo son utilitarios pequeños y medianos.

¿Cómo les fue en ventas en los primeros tres meses del año?

En la industria automotriz está pasando algo interesante, porque a pesar de que el consumo en general de la economía todavía no se recupera, estamos teniendo un crecimiento bueno a escala industria en los primeros tres meses.

Nosotros lo hemos hecho bien, no al nivel que yo quisiera, porque el crecimiento de la industria ha sido superior a nuestra capacidad de abastecer más producto. Es decir, si tuviera más producto podría colocar mucho más; estamos tratando de reaccionar rápido a ese incremento en la demanda que estamos observando, que la verdad nos sorprendió un poco, dada la dinámica que tuvimos en el último cuatrimestre del año pasado.

¿Qué factores impulsan la demanda?

La verdad creemos que en gran medida se debe al hecho de que ha bajado mucho la importación de vehículos usados de Estados Unidos; las condiciones de crédito también han mejorado, hay confianza de los clientes a la oferta de la industria automotriz; al hablar de las marcas de GM hay muchos vehículos que están sobredemandados.

Las condiciones de crédito mejoraron, ¿esto se debe también a la reforma financiera o a un esfuerzo propio?

Estoy hablando de la parte nada más que tiene que ver con nosotros, es básicamente la que se relaciona con nuestro brazo financiero GM Financial; hemos mejorado nuestro posicionamiento y la oferta a nuestros clientes, por ello estamos creciendo de manera razonable.

Hace unos meses anunciaron una inversión de 5 mil millones de dólares,  ¿cómo se distribuirá?

No queremos hablar del detalle por locación ni de los tiempos, porque básicamente sería declarar nuestra estrategia comercial, pero estamos haciendo unas declaraciones; hace poco estuvimos en San Luis Potosí y anunciamos casi 90 millones de dólares para expansión en temas de estampado; después estuvimos en Ramos Arizpe, Coahuila, donde fueron 350 millones de dólares.

En los últimos dos años y medio hemos invertido alrededor de mil 700 millones y para propósitos prácticos estamos hablando de renovación de nuestra plantilla de manufactura.

Un tema sensible para la industria fue lo que sucedió con el ACE 55, ¿de qué manera les perjudicó en estos años, que no han podido exportar libremente a países de Sudamérica?

La expectativa de crecimiento en el comercio con Sudamérica era un tema real en 2010 y 2011; el freno a partir de 2012 nos impactó en el sentido de que nuestra capacidad instalada fue subutilizada durante ese periodo, tuvimos que buscar otros mercados y reconfigurar nuestros planes de negocios y eso nunca es positivo.

Ahora, dada las condiciones actuales de la nueva renegociación, simplemente estamos trabajando para ver cómo va a estar la redistribución de cuotas y vamos a ajustar nuestros planes de negocios para ser congruente con ese ajuste.

Ustedes exportan mucho, ¿la reciente apreciación del dólar significó un impulso adicional o qué efecto tuvo en la empresa?

En el caso de nuestras exportaciones nos ha hecho más competitivos; en el caso del negocio doméstico hemos tenido un impacto fuerte que ha repercutido en los precios de muchas de nuestras líneas, y eso automáticamente baja algo la demanda; de hecho todo esto seguimos monitoreándolo muy de cerca y hay optimismo de que realmente son condiciones que tenemos que valorar, medir y seguir atacando.

¿En Centroamérica cómo les está yendo?

América Central y el Caribe son 21 países y en ellos distribuimos nuestra marcas, principalmente Chevrolet, la suma de estos mercados nos da un volumen de 10 mil unidades anuales; no son mercados grandes y tenemos que atenderlos de manera puntual. Tenemos una expectativa de crecimiento en Guatemala, República Dominicana, Panamá y Costa Rica, y lo principal es darle la atención que merecen estos países, es un mercado interesante por su complejidad, no es uno en el que busquemos un volumen mayor, simplemente estamos representando a nuestras marcas.

¿En autos de marcas premium qué visualizan?

México es un mercado interesante porque a pesar de que está sesgado hacia vehículos de volumen y pequeños, tiene presencia en todos los segmentos, incluidos lujo o ultralujo; es un mercado totalmente abierto en el que el cliente es conocedor y exigente, independientemente del vehículo los clientes demandan calidad, presencia y precio, y en el mercado de lujo se ve el movimiento que presenta.

¿Hay crecimiento en esos segmentos?

Sí, aunque no es un tema de volumen sino de presencia y aunque el crecimiento no refleja el de la industria en general, sí hay segmentos que son muy interesantes y que están teniendo un crecimiento a la par del interés.

¿Hace falta mayor fuerza de representación de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz?

Es claro que no tenemos una asociación que esté a la par con la fuerza de la industria, es una responsabilidad de todos los que participamos en la AMIA, y me incluyo, tenemos que mejorar la presencia y el impacto. Lo que te puedo decir es que es un tema que estamos tratando de resolver todos, hay mucho quehacer, pues parte de lo que no tenemos ahora se debe un poco a herencia o nacimiento de la asociación, pero tenemos que cambiar para mejorar.