GAP iniciará trámites para terrenos en el nuevo aeropuerto

Las primar obras para el nuevo aeropuerto deben ser las hidráulicas, dijo el director general de Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Manuel Ángel Núñez Soto.
Grupo Aeroportuario del Pacífico, operador del AICM.
Grupo Aeroportuario del Pacífico, operador del AICM. (Especial )

Ciudad de México

La construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México contempla la construcción de grandes obras hidráulicas, como nuevas lagunas de regulación y el vaso de agua más importante de todo el Valle de México, resaltó el director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Manuel Ángel Núñez Soto.

La obra vinculada con el agua es enorme, es un tema que ya está trabajando este mismo mes la Comisión Nacional del Agua, y se va a ir poniendo el terreno en condiciones para empezar a construir, “no se nos olvide que esta zona se ocupaba antes para producir el alga espirulina”, expresó.

Precisó que hay que separar las aguas residuales de la limpia, crear nuevas lagunas de regulación que triplicarán la capacidad de regulación que se tiene hoy en día, obras que en conjunto implicarán una inversión de alrededor de 17 mil millones de pesos.

Núñez Soto afirmó que se va a cumplir con la parte de la manifestación de impacto ambiental, que es necesaria para iniciar el tema de las obras, pues lo primero en lo que se debe trabajar es en el tema hidráulico, mejoramiento de suelo y conectividad de la zona, con la finalidad de que el próximo año se pueda iniciar con las vinculadas al desarrollo del propio aeropuerto.

“Vamos a llevar adelante todo el proceso para que se nos otorgue ya la propiedad de la tierra donde va a ser el polígono, estoy hablando de parte del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México”, apuntó.

“Es una tarea continua, hemos iniciado ya y nos llevará seguramente a empezar a ver resultados en el muy corto plazo, habrá grandes obras de preparación este año y de cristalización en el año próximo”, resaltó el ex gobernador de Hidalgo.

Para el encargado del proyecto, los terrenos donde se edificará la nueva terminal aérea son perfectamente factibles y está descartado cualquier riesgo de inundación. “Se solucionan problemas importantes, el riesgo de inundaciones está prácticamente eliminado, primero se inunda la Ciudad de México que el aeropuerto”, aseguró.

En entrevista con Notimex, Núñez Soto destacó la participación “muy relevante” de los gobiernos federal, de la Ciudad de México y del Estado de México en este proyecto, pues además de la coordinación, se prevén trabajos de mitigación en vialidades y transporte.