“Fusión con Heineken, oportunidad mundial”

“Logramos una alianza muy dolorosa, pero muy productiva y conveniente” para el país y Cervecería Cuauhtémoc-Moctezuma.
José Antonio Fernández, presidente del consejo de administración y director general de Femsa.
José Antonio Fernández, presidente del consejo de administración y director general de Femsa. (Octavio Hoyos)

México

Después de que en 2010 se anunciara que Femsa intercambiaría 100 por ciento de sus operaciones de cerveza por una participación accionaria de 20 por ciento del grupo cervecero Heineken, muchas personas sugirieron que la fusión no se diera, recordó José Antonio Fernández Carbajal, presidente del consejo de administración y director general ejecutivo de Femsa.

Sin embargo, a tres años de esa decisión, el empresario no se arrepiente y cada día se dice más satisfecho de haberla tomado.

Al participar en el 70 aniversario del Tecnológico de Monterrey, en el Auditorio Nacional, el también presidente del consejo de esta institución educativa explicó por qué tuvo que decir no al clamor, “cuando todo mundo sugería que la fusión con la cervecería no se diera”.

“Lo más cómodo, sentimental y conveniente para mí era no hacerlo, pero la obligación de generar valor económico y social era hacerlo, y logramos una fusión muy dolorosa, pero muy productiva y conveniente para el país, para la empresa Cervecería Cuauhtémoc-Moctezuma, ahora parte de Heineken, y para Femsa.”

“Todo el personal que se fue con la cervecería está mejor, tienen oportunidades mundiales, han progresado; me da mucho gusto ir a Ámsterdam a las juntas de consejo y encontrarme que el segundo de recursos humanos es mexicano; uno de los maestros cerveceros con más futuro de toda la empresa es de Monterrey y es joven. En marketing tenemos tres o cuatro colocados, al rato la empresa será bastante más mexicana, porque los mexicanos están progresando en la compañía”.

“Fue una decisión muy difícil, pero cada día que pasa estoy más satisfecho de haberla tomado. Un punto muy relevante y recomendable es que no nos podemos enamorar de los negocios, sino de generar valor económico y social, de hacer el bien por la vía de los negocios o de las instituciones que se crean al hacer el bien. Los negocios son instrumentos, como el dinero o el poder, para hacer el bien, no podemos enamorarnos de ellos”.

Fernández Carbajal también habló de la separación de roles que desempeña, como el de presidente del consejo y de la dirección general de Femsa, que comenzará a partir del 1 de enero de 2014.

“Mucha gente me ha sorprendido, porque me dice ‘cómo aceptaste ceder el poder en la empresa’. Yo propuse al consejo que ya es justo separar una vez más la dirección general de la presidencia del consejo en el grupo, y el consejo me pidió que permaneciera como presidente del consejo y nombramos a Carlos Salazar como director general del grupo.

“Nada ni nadie va a transformar a México más que el trabajo coordinado de todos los actores de la sociedad. Por eso aspiramos a que nuestros egresados sean personas con valores positivos para la vida. Los más de 260 mil egresados de muchas y muy distintas formas nos dicen que el Tec les cambió la vida para bien, que adicionalmente, a través de su vida y de su trabajo, ellos causan un efecto multiplicador y que están transformando a México y a las comunidades en más de 70 países donde hay ex Tec trabajando”.

“Nuestra mejor carta de presentación son y seguirán siendo nuestros egresados”, dijo Fernández Carbajal.

• • •

Adquirir  20%de la participación accionaria de la marca europea ha sido uno de los grandes aciertos; ahora el talento mexicano se ha esparcido.

• • •