“En todas las carreras se necesitan técnicos”

La universidad privada más grande de México creará el Instituto Profesional UVM para satisfacer la necesidad de técnicos en el país.
Luis Durán, Director General de la Universidad del Valle de México (UVM)
Luis Durán, Director General de la Universidad del Valle de México (UVM) (Foto: Octavio Hoyos)

¿Está muy competido el negocio de las universidades privadas?

Hay muchas universidades privadas en México, sin duda, yo creo que son pocas las que realmente dan una educación de calidad. Y lo demuestra básicamente cómo entra un estudiante y cómo sale. La educación pública no ha tenido la oferta suficiente...

El sector automotriz ha sido el más boyante de la economía mexicana en los últimos años, ¿cómo se subieron ustedes a ese sector?

A través de nuestras tres ingenierías tenemos especializaciones y tenemos asociaciones con empleadores, donde hacemos programas tailor-made, en función de lo que necesiten ellos, con armadoras de automóviles. Pero en esa área particular nosotros creemos que la educación técnica tiene un rol muy importante.

¿Cuál es el plan que tiene la UVM para las tecnicaturas?

Vamos a lanzar el Instituto Profesional UVM muy rápido. Va a ser parte de la universidad y va a tener la oportunidad en donde un alumno pueda estudiar un tema técnico en dos años, convertirse experto en un tema técnico y después si quisiera seguir con su carrera dos años más.

Pero recordemos lo que ocurrió el año pasado en el IPN, que prácticamente queman el país por el uso de la palabra tecnicatura, ¿cómo van a lanzar un mensaje de exorcismo de esto?

Si tú ayudas a una industria a que se construya el camino correcto, esas personas van a tener empleo, van a ser remunerables, y van a ser miembros productivos de la sociedad, donde hoy no existen técnicos, porque especialmente los técnicos vienen de otro país, en México tenemos doctores siendo técnicos. 

¿Estamos hablando de tecnicaturas en todas las carreras?

En todas las carreras necesitan, en salud, en ingeniería, en temas legales...Yo creo que prácticamente no hay una empresa grande en México que no tenga sus propios programas de educación, porque no se ha tenido esto antes. Ya existe educación técnica en México, pero no se ha maximizado y se ha convertido en un rol relativamente importante en la sociedad. Si quieres que te tome alguien los rayos X tiene qué ser un especialista…

No necesitas un cirujano…

Es precisamente por esta percepción de que es mejor ser un licenciado, un ingeniero.  

¿Estamos en un momento cultural para hacer el cambio?

Tenemos la responsabilidad de provocar que esto suceda, como la universidad privada más grande de México, claramente necesitamos aliados en el gobierno, en temas de educación, en las empresas…

Y ahorita me imagino que están haciendo la investigación de mercado, ¿cuánto se necesita en México?

Son millones de personas,..

Pero sí hay ese volumen de necesidad que genera esta oportunidad de crear

Hemos encontrado que el mismo volumen de gente que tiene ahorita el segmento que tiene la UVM, es el mismo que está abajo.

¿Podría decir que es duplicarlo, duplicar el volumen que tienen?

Si la educación técnica tomara la relevancia que tiene en otros países, son números que nadie se imagina. En Chile, el 51% de la gente que estudia después de la preparatoria se va a carreras técnicas.

¿No hay ese prejuicio y este tabú en que es un licenciado de segunda?

Sí hay y tenemos que trabajar con eso, y la mejor manera es que adquieran habilidades tan especiales que les den empleos bien pagados.

Esta nueva área dentro de la UVM, ¿va a tener capítulos en todos los lugares donde están? ¿va a ser presencial? ¿cómo se lo están imaginando?

Estamos viendo, obviamente dónde empezar a lanzarnos, muy alrededor de donde haya industrias importantes, donde haya temas de aeronáutica. Han venido empresas a México y se han encontrado que no hay especialistas en muchos temas.

Y también más rápido porque es una carrera de dos años, dos años y medio…

Al mexicano en general le interesa educarse bien y educarse rápido a un costo justo para ser miembro productivo de la sociedad y tener una manera de ganarse la vida dignamente. La escuela técnica y la educación técnica tienen mucho que ver en eso.