Ford acelera los despidos en sus plantas europeas

La automotriz puso en marcha ayer un plan de reestructura para ahorrar 200 millones de dólares.
Transporte de una flotilla del modelo Fiesta.
Transporte de una flotilla del modelo Fiesta. (Wolfgang Rattay | Reuters)

Ford planea recortar cientos de puestos de trabajo en Europa para mantener el impulso en un mercado altamente competido y aprovechar su primera utilidad anual en la región en cinco años.

El fabricante estadunidense de automóviles puso en marcha ayer un plan de reestructuración para ahorrar 200 millones de dólares (mdd) al año en su operación europea, que acumuló casi 4 mil 500 mdd en pérdidas antes de impuestos entre 2011 y 2014. El año pasado la empresa logró una utilidad de 259 millones de dólares en la región, parte de los ingresos de 10 mil 800 mdd (ambas cifras antes de impuestos).

"Es el momento de acelerar", dijo Jim Farley, quien asumió el cargo como jefe para Europa, Medio Oriente y África hace 13 meses. "Tenemos que intensificar el trabajo para ser más ágiles y tomar decisiones difíciles acerca de donde competimos".

Ford le ofrecerá retiro voluntario a personal administrativo en un plan que probablemente afecte a cientos de los 10 mil 300 empleados de la unidad regional, dijo Farley.

Planea eliminar gradualmente los modelos menos exitosos y enfocarse en nichos rentables como los vehículos utilitarios deportivos "crossover", las van y las versiones de alto rendimiento de los coches convencionales.

El año pasado las ventas de automóviles de pasajeros de Ford crecieron 8.6 por ciento en Europa, para llegar a poco menos de un millón de unidades, cifra que la convierte en la marca más importante en la región detrás de Volkswagen.

También retomó el liderazgo en las ventas de vehículos comerciales en Europa por primera vez en 18 años, gracias a la renovación y ampliación de la línea Transit.

Pero el margen de la utilidad de operación se mantiene muy pequeño, de solo 0.9 por ciento. Ford se comprometió a aumentarlo el próximo año y tiene el objetivo de un margen de 6 a 8 por ciento en Europa "a largo plazo", que representa casi una quinta parte de los ingresos del grupo.

Eso se logrará en parte al ofrecer paquetes de indemnización y jubilación anticipada. Ford ahora cuenta con una mayor proporción de personal temporal y cambió trabajo a plantas de menor costo.

Tiene como objetivo un ahorro anual de fabricación de más de 7 por ciento mediante la búsqueda de formas más eficientes de trabajo.

Las automotrices de volumen sufren desde hace años en el mercado europeo, que se contrajo seis años consecutivos por la crisis financiera.

A Ford, Fiat, Chrysler Automobiles y Opel —la división europea de General Motors— les afectó con fuerza la caída en ventas, que los dejó con plantas costosas funcionando muy por debajo de su capacidad.

La difícil situación de los fabricantes para el mercado masivo se agravó cuando las marcas premium, como BMW, Audi y Mercedes-Benz, empezaron a vender modelos más asequibles y cuando aumentó la popularidad de sellos de bajo costo, como Kia y Dacia.

Ford cerró tres plantas, dos en Reino Unido y una en Bélgica, incluida su fábrica de Mandeo en este país, una factoría de estampados en Dagenham y una fábrica en Southampton donde se armaban las furgonetas Transit.

Pero después de dos años de recuperación en el mercado europeo, Ford, Fiat Chrysler y PSA Peugeot Citroën repuntaron hasta regresar a la rentabilidad.