Fondo petrolero de Noruega demandará a Volkswagen

Se unirá a una acción colectiva que se prepara en Alemania; la conducta de la automotriz da lugar a la petición, asegura.
El escándalo salió a la luz en septiembre de 2015.
El escándalo salió a la luz en septiembre de 2015. (Fabrizio Bensch/Reuters)

El fondo soberano más grande del mundo tiene planes de demandar a Volkswagen, en una poco frecuente acción legal por parte del fondo petrolero de Noruega que maneja 850 mil millones de dólares, y que destaca el enojo de los inversores por el escándalo de emisiones del fabricante alemán de automóviles.

El fondo petrolero, el cuarto mayor accionista de la automotriz alemana, dijo a Financial Times que tomará acciones legales contra VW en los tribunales alemanes para unirse a una demanda colectiva que se prepara en ese país.

“Nuestros abogados nos informaron que la conducta de la empresa da lugar a las demandas legales bajo la ley alemana. Como inversores es nuestra responsabilidad salvaguardar la participación que tiene el fondo en Volkswagen”, dijo Peter Johnsen, director de estrategia de inversiones de capital de Norges Bank Investment Management, el administrador del fondo petrolero.

La demanda, que se espera se presente en las próximas semanas, destaca las continuas dificultades que enfrenta VW. Con una participación de 1.64 por ciento de las acciones ordinarias con derecho a voto de la compañía alemana, de acuerdo con los datos de Bloomberg, el fondo noruego es el mayor inversor que no tiene un asiento en el consejo de supervisión del fabricante automotriz. Su participación alcanzó un valor de 750 millones de dólares el año pasado.

La demanda es otra señal de que el mayor inversor del mundo muestra sus músculos como un inversor activo, en las semanas que pasaron después de que dijo que empezará a tomar medidas enérgicas sobre el nivel de las remuneraciones que reciben los ejecutivos.

La molestia del fondo petrolero se debe a la respuesta que tuvo VW al escándalo de emisiones que se desató en septiembre pasado y que ya la llevó a tomar provisiones de 16 mil millones de euros. Se estima que el fondo sufrió pérdidas que alcanzan los cientos de millones de dólares en su participación desde el otoño pasado y busca que se le compense por este daño. Se muestra escéptico del argumento que presentó VW de que los dispositivos de desactivación que ayudaron a los vehículos a diésel pasar con engaños las pruebas de emisiones fue obra de un grupo de empleados deshonestos.

“La administración de Volkswagen tendría que haber sabido de los dispositivos de manipulación de los motores”, dijo Johnsen.

El fondo petrolero cree que tiene un caso sólido, y le informó al presidente del consejo de supervisión, Hans Pieter Pötsch, sobre su decisión de demandar.

VW no quiso hacer comentarios.

El fabricante automotor enfrenta una oleada de demandas. Actualmente hay varias acciones legales en EU y Alemania, y una disputa en los Países Bajos.

El Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio de EU, y sus propios concesionarios demandaron a VW. La compañía ofreció recomprar 480 mil coches en Estados Unidos y dinero para un fondo que promueva la tecnología automotriz ecológica en abril, como parte de un acuerdo provisional en una de sus demandas más importantes.