El Fonatur volverá a financiar el turismo

Se buscan los recursos para que, luego de 10 años, reasuma la tarea de banca de segundo piso: Gómez Barraza; reducirán habitaciones al proyecto de Playa Espíritu, en Sinaloa.
Héctor Gómez Barraza adelanta los planes de reingeniería del Fonatur.
Héctor Gómez Barraza adelanta los planes de reingeniería del Fonatur. (René Soto)

México

Cuando el director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Héctor Gómez Barraza, asumió el cargo en diciembre de 2012, anunció una reingeniería, cuyos planes adelanta luego de haber hecho una revisión minuciosa.

El funcionario indicó que uno de los primeros cambios será reducir el tamaño del centro integralmente planeado (CIP) de Playa Espíritu, Sinaloa, ya que durante la administración pasada se dijo que sería de 40 mil cuartos de hotel; sin embargo, la cifra de habitaciones estará en un menor rango.

Asimismo, informó que se han realizado todos los planes y se buscan los recursos para que en 2014 el Fonatur vuelva a ser una banca de segundo piso; durante 10 años se dejó de realizar esta labor, e incluso ya se encontraron proyectos a los cuales se apoyará, en Loreto, Baja California Sur.

¿Qué implica el redimensionamiento del CIP Playa Espíritu?

Reduciremos el número de cuartos y servicios que daremos, pero eso no significa que el proyecto esté cancelado. Es más conveniente que sea más pequeño, porque se planeaban 44 mil cuartos, pero

vamos a andar debajo de ese número.

¿Cómo se encuentra este proyecto?

Es una obra que va muy lenta, no hemos dejado de invertir. No debemos sacarlo en una sola etapa, vamos a hacerlo en varias, esto va a permitir más desarrollo y más eficiencia en los recursos públicos.

¿En la administración pasada se pretendía sacar en una sola etapa?

Ni siquiera tenían planeado cómo sacar el proyecto, lamento decirlo. Será en tres etapas que lanzaremos el CIP. Ahorita estamos concentrados en desarrollar infraestructura para empezar a vender lotes a finales del próximo año.

Los especialistas criticaban que Fonatur se convirtió solo en una agencia inmobiliaria, ¿qué cambiarán?

Una de las cosas que el fondo dejó de hacer y que nosotros estamos tratando de reinventar es buscar que vuelva a ser banca de segundo piso, donde daremos la oportunidad de que todas las inversiones que se hagan en el sector sean viables.

¿Cuándo volverá Fonatur a ser banca de segundo piso?

Actualmente no lo hemos podido lograr, porque nos hemos preocupado más por sanear las finanzas. Necesitamos recursos y tiempo para enfocarnos en el plan, pero para el próximo año lograremos cristalizarlo.

La banca de segundo piso lo que hace es que el inversionista, con el aval del Fonatur, logre un financiamiento más eficiente.

Sobre los altos pasivos del fondo, ¿cuál es la situación?

Recibimos de la administración pasada una deuda de cerca de 4 mil 600 millones de pesos, actualmente ya la hemos reducido en 15 por ciento, para ubicarla en 3 mil 900 millones de pesos, pero con reestructura, que nos permite garantizar la viabilidad del Fonatur.

Estos pasivos los vamos a ir aliviando constantemente y se tiene como meta que el monto no se incremente, se están teniendo los cuidados necesarios.

Nos sentimos satisfechos con este trabajo; ha sido parte de lo que hemos tratado de avanzar, así como en la percepción de que los empresarios se den cuenta de que el fondo es una palanca de desarrollo importante.

¿Qué pasó con el inventario de lotes?

La administración pasada agotó la reserva estratégica y no se generó nueva. Cancún tiene muy pocos lotes hoteleros, estamos buscando sacar nuevos terrenos y generar un mercado inmobiliario que nos permita mejorar la perspectiva.

¿Cuánto se tiene de reservas?

Una reserva territorial total de 15 mil millones de pesos, pero dadas de alta y actualmente con todos los servicios para que se pueda poner en venta es de mil millones de pesos, no es estratégica ni lo que quisiéramos.