Firmas financieras ven a futuro

A los bancos se suman aseguradoras y afores en el aprovechamiento de los avances para ofrecer sus servicios, crecer y garantizar la integridad de la información de todos sus usuarios.
25 mil millones de euros alcanzarán este año las ventas de pólizas de seguros en Europa a través de medios ditigales.
25 mil millones de euros alcanzarán este año las ventas de pólizas de seguros en Europa a través de medios ditigales. (Especial)

México

La innovación tecnológica está en todos lados, nada ni nadie se salva al cambio, y al parecer quien se resista a entrar a esta nueva era está destinado a desaparecer, o por lo menos a perder gran parte de su negocio financiero.

Lo anterior ya se replica con fuerza en los adentros del sistema financiero mexicano, al grado que este 2016 será clave para consolidar su transformación tecnológica, y es que, los bancos, las aseguradoras, las afores y hasta las pequeñas financieras saben que la era digital ha llegado.

Los cambios y adaptaciones digitales son innumerables, pero en lo particular, la banca se enfoca en poner los servicios financieros en la palma de los usuarios por medio de dispositivos móviles, las aseguradoras buscan vender más seguros por canales digitales y en el sistema de pensiones se quiere dar más seguridad a los datos de los trabajadores.

De todos los segmentos, la banca registra los mayores avances. Según el último reporte de la Asociación de Bancos de México (ABM), desde principios de la década pasada hasta hoy el número de transacciones electrónicas se ha incrementado diez veces, al pasar de 100 millones a más de mil millones.

El objetivo general, según especialistas, es llevar estas transacciones al terreno de la banca móvil; es decir, que sean concretadas por los usuarios desde un teléfono celular o tableta, y según la consultora PwC, se va por buen camino, dado que los usuarios de la plataforma móvil aumentarán más de 60 por ciento durante este 2016.

Para esto, es indispensable la construcción de infraestructura, y no son pocos los bancos que están conscientes y han destinado importantes recursos económicos, como por ejemplo: Bancomer y Banamex —los dos bancos más grandes del país—, quienes en su momento anunciaron una inversión respectiva de mil 500 millones de dólares para sus áreas digitales y tecnológicas.

En ese mismo tenor, aunque con diferentes inversiones, se encuentran otras firmas como Banorte, Scotiabank, Santander, Banco Base, Banregio, Afirme, Bankaool, entre otros.

En entrevista, Francisco Meré, director general de Bankaool, un banco mexicano sin sucursales y completamente digital, señaló que es irremediable que la innovación pase por toda la banca, dado que el modelo tradicional está muy deteriorado, lo que llevará eventualmente a un nuevo sistema que tenga una relación más honesta y transparente con sus clientes.

Para el directivo, el reto no solo es incrementar los canales digitales, sino al mismo tiempo garantizar la seguridad, por eso enfatiza en la importancia de avanzar a un nuevo nivel y trabajar en la implementación de la biométrica; es decir, en la captura de huellas digitales y reconocimiento de voz y así, garantizar la identidad de las personas.

“El robo de identidad es algo que ha crecido últimamente, pero estamos convencidos de que la tecnología será nuestra aliada. Evidentemente el uso de mecanismos biométricos es más certero que el viejo tema de la documentación, porque a diferencia de un papel, el biométrico no se puede falsificar tal cual”, indicó.

Para José María Sobrevía, director ejecutivo comercial de productos y servicios de Afirme Grupo Financiero, la renovación del modelo bancario es fundamental, dado en esta era digital será clave para atraer a nuevos clientes, principalmente jóvenes que son muy apegados a las nuevas tecnologías y que buscan el mejor uso y experiencia.

Respecto a otras naciones, México aún muestra retrasos en su evolución de banca digital; sin embargo, actualmente se pueden hacer varias operaciones desde un dispositivo móvil, como por ejemplo: consultas de saldo, traspasos entre cuentas y a terceros, pago de servicios básicos, impuestos federales, domiciliación de pagos y hasta realizar algunas inversiones.

Seguros y modernos

En el sector asegurador la tecnología también se ha vuelto importante y aunque en México aún no hay estadísticas oficiales debido a que apenas inicia la trasformación, Accenture estima que las ventas de pólizas de seguros en Europa a través de canales digitales alcanzarán 25 mil millones de euros en 2016, lo que es el doble respecto al 2012.

En este sentido, la firma realizó una encuesta a nivel mundial y encontró que 52 por ciento de las aseguradoras quieren contar con un proceso de ventas completamente digital en los próximos tres años.

Al respecto, Gustavo Cantú, director ejecutivo de operación y asuntos corporativos de Seguros Monterrey New York Life, destacó que desde perspectiva, la era digital ya llegó; sin embargo, aceptó que aunque algunas están a la vanguardia, la mayoría de aseguradoras en México no cuentan con sistemas de venta multicanal, lo cual deben corregir o de lo contrario quedarán rezagadas en el mercado.

“El boom digital ya nos alcanzó y la industria aseguradora se ha atrasado un poco en subirse, pero espero que el resto se suba tal y como lo ha hecho Seguros Monterrey. La era digital ya está aquí, la realidad es que estamos inmersos en ella y cada vez tendrá cada más crecimiento e importancia para el sector”, apuntó el directivo.

Como es conocido, la penetración de los seguros en México es muy baja y apenas poco más de 2 por ciento del producto interno bruto del país; sin embargo, para Gustavo Cantú, los nuevos canales digitales serán claves para acercar los seguros a la población, toda vez que el uso de dispositivos móviles e internet aumenta rápidamente.

“La tecnología será indispensable para el sector. La sociedad mexicana está muy digitalizada, la penetración de celulares es casi del 100 por ciento y crece el uso de la banca ancha, por eso sería imposible imaginar que el modelo digital no tome importancia”, destacó.

Para enfatizar, el directivo compartió algunas cifras a nivel mundial, como por ejemplo que el 26 por ciento de seguros de vida ya se venden bajo un entorno electrónico; que el 70 por ciento de los aseguradores saben que necesitan datos de sus clientes para poder atenderlos y ya más de la mitad de la información que reciben de clientes son vía electrónica.

Las Afores se actualizan

En el sistema de pensiones la transformación digital también ha tomado relevancia, no obstante, en este sector lo importante no es atraer clientes ni incrementar ventas, sino proteger los datos de más de 50 millones de trabajadores mexicanos.

Por este motivo, el primer trimestre de este año será clave para las Afores, dado que tienen el reto de preparar el terreno para comenzar a implementar una serie de herramientas tecnológicas que tienen como objetivo ayudar a evitar casos de suplantación de identidad y traspasos no autorizados por los ahorradores.

Carlos Marmolejo, vicepresidente de Operaciones de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), explicó en 2015 las 11 administradoras de pensiones que operan en México se enfocaron en digitalizar su base de datos, por lo que el siguiente paso es la biometría; es decir, registrarán la voz y huellas dactilares de cada trabajador.

Es así como todos y cada uno de los sectores del sistema de financiero se prepara a su manera para hacer frente a la era digital, una era que como ha dicho en varias ocasiones Francisco González, presidente de BBVA, uno de los bancos más grandes del mundo, acabará con todo aquel que no sepa adaptarse, así que es mejor “invertir en el ecosistema digital, porque eso es invertir en nuestro fututo”.


Adolfo Loera, director general de Biometría Aplicada, destaca el valor de esta tecnología para brindar seguridad a las afores.

De acuerdo con Accentur, 52 por ciento de las aseguradoras del mundo busca un sistema de ventas totalmente digitalizado.

 La consultora PwC estima que los usuarios de banca móvil se incrementarán más de 60 por ciento este año.