Firma de coberturas intriga a los mercados petroleros

Una base de datos pública muestra las compras de opciones de venta que pagarán si el crudo cae por debajo de 53 dólares por barril en 2016.
El subsecretario Miguel Messmacher.
El subsecretario Miguel Messmacher. (Jesús Quintanar)

Nueva York, México y Londres

El mercado petrolero se llenó de intriga sobre dos acuerdos de derivados la semana pasada que llevan la firma de un gran productor que busca protegerse contra la caída de los precios.

Una base de datos pública muestra las compras de opciones de venta que pagarán si el crudo cae por debajo de 53 dólares por barril en 2016. “Todo el mundo habla sobre eso”, dijo Sean Ryan, codirector de opciones petroleras de la correduría ICAP.

Colocar opciones, algo común en los mercados de materias primas, da a sus propietarios el derecho de vender algo a un precio determinado en una fecha futura. Estos dos acuerdos causaron sorpresa porque fueron consistentes con las anteriores transacciones que se asociaron con el programa de México para la cobertura de sus exportaciones de petróleo, el más grande en su tipo en los mercados de materias primas. “Realmente se parece mucho al programa de México”, dijo un banquero que anteriormente ayudó a ejecutarlos, mientras que al mismo tiempo hizo hincapié en que no sabía de que se trata.

Los operadores petroleros exploran en busca de pistas sobre el programa de cobertura anual de México porque es algo que puede mover los mercados. La Secretaría de Hacienda de México, que supervisa esa operación, no respondió de forma inmediata a la solicitud de comentarios sobre los acuerdos recientes.

El año pasado, el gobierno pagó a siete bancos de Wall Street 773 millones de dólares para fijar la venta de 228 millones de barriles de petróleo en 2015 a 76.40 dólares el barril, un precio muy superior a los 49 dólares por barril que tiene en promedio su petróleo pesado en lo que va del año. El gobierno dijo en abril que planea cubrir otra vez las exportaciones petroleras para 2016.

Los ingresos petroleros representaron 16 por ciento de los recursos del gobierno de México en el primer trimestre, por debajo de 30 por ciento del año anterior. El cambio fue el resultado de los menores precios del petróleo y por el aumento de otros ingresos después de la reforma fiscal, dijo a Financial Times Miguel Messmacher, subsecretario de Ingresos.

El funcionario dijo con anterioridad que el gobierno tiene la preocupación de que las filtraciones puedan minar su programa de cobertura. “Podríamos tener un movimiento de mercados hasta cierto punto contra nosotros”, dijo a Financial Times en noviembre. “Es una operación muy grande”.

Entre las consistencias entre los acuerdos de la semana pasada y las anteriores que realizó México se encuentran el mes de vencimiento y las ubicaciones, dijeron ejecutivos de la industria. El primer acuerdo del martes fue para el petróleo “en otra región de materias primas” que no se nombró, mientras que el segundo del miércoles fue para petróleo crudo en la costa del Golfo de México, el principal destino de las exportaciones mexicanas.

16%

Parte de los ingresos de México que proviene del crudo durante el primer trimestre