Financiamiento total de Uber rompe récord con 10 mil mdd

El poder de fondeo no tiene precedentes, supera por mucho las sumas que recaudaron Facebook o Google.
Un vehículo con el logotipo de la empresa circula en San Francisco.
Un vehículo con el logotipo de la empresa circula en San Francisco. (Robert Galbraith/Reuters)

San Francisco

Los últimos financiamientos de Uber lo llevarán a un total de 10 mil millones de dólares, con lo que se establece un nuevo récord para una empresa estadunidense de tecnología antes de salir a bolsa, mientras está más cerca de una nueva línea de crédito y una emisión de capital privado.

No está claro el ritmo al que la empresa para solicitar transporte con sede en San Francisco gasta su fondo. Pero gran parte de ese capital y deuda se recaudó en los últimos seis meses, mientras compite con sus rivales en todo el mundo y busca asegurar su posición a largo plazo en medio de dificultades regulatorias y las innovaciones tecnológicas, como los automóviles sin conductor.

El poder de financiamiento de Uber no tiene precedentes en la historia de Silicon Valley, supera por mucho las sumas que recaudaron Facebook o Google antes de sus ofertas públicas iniciales, lo que destaca el enorme cambio en el financiamiento de las empresas de tecnología en última etapa.

La semana pasada surgió la versión de que Uber está cerca de asegurar una línea de crédito por 2 mil mdd de un grupo que incluye a varios de los bancos más grandes del mundo, como Morgan Stanley, Deutsche Bank y Goldman Sachs, después de que los bancos mostraron más interés de lo que esperaban cuando empezó la negociación por un crédito de mil millones de dólares el mes pasado. Una persona familiarizada con la situación confirmó los planes, que anteriormente informó el Wall Street Journal. Uber se negó a comentar sobre su financiamiento.

La línea de crédito llega cuando Uber busca otro financiamiento de capital de mil 500 mdd, de una valoración de alrededor de 50 mil mdd, dijeron personas familiarizadas con sus planes. Esta semana se establecerá una nueva ronda, además de la de mil 500 mdd que se centra en China. Los planes de Uber son gastar mil mdd este año para establecerse en decenas de ciudades chinas, de acuerdo con un memorando a los inversores actuales que se filtró y obtuvo Financial Times este mes.

Si se completa, los financiamientos de capital y de crédito pueden agregar 4 mil mdd o más a los 5 mil 900 mdd que Uber ya consiguió desde que se fundó en 2010. En los 5 mil 900 mdd se incluyen la ronda de la serie D de Uber, de mil 200 mdd, que cerró en junio de 2014; un financiamiento de deuda de mil 600 mdd que dirigió Goldman Sachs en enero de este año; y la ronda de capital privado de la serie E, que ascendió a 2 mil 800 mdd en febrero.

Sin embargo, los últimos financiamientos llegan en un momento en que algunos capitalistas de riesgo se vuelven más cautelosos con las altas valoraciones que garantizan a las empresas privadas los llamados fondos mixtos, los fondos soberanos y otros partidarios que invierten más comúnmente en el mercado público.

Estos acuerdos a menudo llegan con condiciones más exigentes como preferencias de liquidación, que les da a los inversionistas más recientes el derecho a recuperar su dinero antes que los accionistas comunes en caso de que se realice una adquisición con una valoración inferior al precio al que la compraron. Esas rondas también imponen un programa para que una empresa salga a bolsa.

A pesar de las condiciones de mayor riesgo, Uber aprovecha el enorme apetito de los inversionistas para tener un pedazo de su negocio de rápido crecimiento y de esta manera financiar su costosa expansión a más de 300 ciudades del mundo.

Así como la mercadotecnia y otros gastos de expansión, el fondo de Uber puede ayudarle en los proyectos a largo plazo, como investigación en los coches de autoconducción, un área en la que Google, Apple y un grupo de fabricantes de automóviles también gastan enormes sumas.

Los abundantes retos regulatorios podrían generar honorarios de abogados más grandes. Un fallo de la Comisión Laboral de California, la semana pasada, planteó la posibilidad de que algún día la compañía tal vez tendrá que clasificar a sus conductores como empleados, en lugar de contratistas independientes, lo que agregaría costos a su modelo de negocios “con pocos activos”.

300

Ciudades a escala global en las que opera la compañía de transporte vía internet

1,000 mdd

Cantidad que prevé invertir Uber en su expansión en China