Los Fibras ganan por depreciación del peso

Las firmas más beneficiadas son Fibra Uno, Terrafina, Prologis, Monterrey y Macquarie, señala Signum Research.
Edificio de uso mixto en la Ciudad de México.
Edificio de uso mixto en la Ciudad de México. (Jorge González)

México

Un sector beneficiado por la depreciación del peso frente al dólar es el de fideicomisos de inversión en bienes raíces (Fibra), principalmente en el arrendamiento de oficinas y naves industriales, de acuerdo con Signum Research.

El que las rentas de esos espacios sea en dólares permitió que durante el primer semestre del año el desempeño de los Fibra se mantuviera con resultados favorables, impulsados por sólidos indicadores de ocupación y tarifas de arrendamiento.

Los fideicomisos que se vieron más beneficiados fueron Fibra Uno, Terrafina, Prologis, Monterrey y Macquarie.

"Ante la depreciación del peso percibimos un mayor potencial de apreciación en los Fibra que principalmente integran rentas dolarizadas, que al traducir los ingresos en moneda nacional ejercen un impulso significativo en los dividendos que otorgan, como es el caso de las naves industriales y oficinas", señala Signum.

Prologis señala que la renovación de contratos ha logrado incrementar las rentas efectivas de manera subsecuente, pues al segundo trimestre del año se arrendaron unos 134 mil 600 metros cuadrados. El área bruta rentable (ABR) finalizó en 2.9 millones de metros cuadrados, sin cambios significativos respecto al trimestre anterior.

"A diferencia de otras Fibra enfocadas en adquisiciones, las inversiones más representativas de Fibrapl serían en los próximos desarrollos de la filial Prologis Enterprise, que se estiman incrementen el ABR en 40 por ciento en el mediano plazo", afirmó el reporte.

Los ingresos de Prologis indican un crecimiento al segundo trimestre de 2015 con 644.47 millones de pesos, derivados de un efecto favorable por la ubicación estratégica de los inmuebles, aunado a la dolarización en las rentas en la mayoría de los activos.

Respecto a Fibra Terrafina, reflejó uno de los dividendos más atractivos del sector, impulsados por eficiencias operativas y rentas en dólares. En su caso, el ABR totalizó 2.63 millones de metros cuadrados.

Al considerar que el número de inmuebles en operación fue menor respecto al registrado en el segundo trimestre de 2014 y las rentas promedio en dólares tuvieron un crecimiento de 2.3 por ciento, la depreciación del tipo de cambio logró subir los ingresos en moneda nacional hacia 508.7 millones, para crecer 11 por ciento.

Fibra Macquarie tuvo un comportamiento positivo por la fuerte demanda por arrendamiento industrial, así como de la recuperación en el consumo nacional. El ABR de su portafolio fue de 3.2 millones de metros cuadrado, un crecimiento de casi 14 por ciento.

Cabe destacara que el fideicomiso en el segundo trimestre del año anunció la compra de 10 propiedades industriales, ubicadas en Monterrey, Reynosa, Tijuana, Ciudad Juárez y Saltillo, con una ocupación promedio de 93.9 por ciento. El ABR de estos activos es de 201 mil 60 metros cuadrados, y el precio de adquisición sería de 105 millones de dólares, sin considerar impuestos y costos de transacción.

También para el cierre de dicho periodo informó del acuerdo para adquirir ocho propiedades industriales en Nuevo León, constituido por cuatro propiedades estabilizadas, dos inmuebles en desarrollo y dos terrenos.